¡LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA!

Existen frases que usamos a menudo y que siempre tienen un profundo significado. Todas partieron de un hecho concreto. Es lo que ha sucedido con la que ahora traigo a colación: “LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA” .

El origen de esta frase, como otras grandes cuestiones, nace en un bar o café, en España. Allí se encontraba un día el escritor, filósofo y algunas cosas más, Eugenio D’Ors i Rovira con unos amigos, dispuestos a celebrar algún acontecimiento. Habían solicitado una botella, al menos, de champán, con el que regar las noticias, o simplemente el encuentro, y allí se presentó presto un camarero con ella. El camarero, quién sabe si por neófito, descuidado o por desacostumbrado a servir dicha bebida, no supo abrir con destreza la botella y derramó parte del contenido sobre la chaqueta de nuestro protagonista, Don Eugenio. Y ahí fue cuando soltó la famosa frase, disparada al camarero: “Los experimentos con gaseosa, joven”.

Ocurrente frase, que ha pasado a la historia y que tiene un uso muy adecuado en miles de situaciones por su importante mensaje.

Hay veces que todos en nuestras vidas cotidianas tomamos la opción de cambiar algo que estabamos haciendo por otra forma de enfocarlo, con la intención de mejorar. A veces funciona, pero otras lo que hacemos es empeorar lo que antes salía bien.

En el fútbol, los entrenadores preparan los equipos que deben saltar al terreno de juego. Poco a poco van perfilando el grupo que será el titular para afrontar los partidos. A veces tienen que modificar el equipo porque alguno de los titulares o es sancionado o cae lesionado. Otras, quizás para sorprender al rival, realizan algunos cambios que no solo sorprenden al equipo al que se medirá si no a la propia afición de su equipo. Estudiar al rival para tratar de paralizar su juego, ralentizarlo o eliminarlo, es lo más importante, y seguro que por eso se toman muchas veces esas decisiones. Pero no es más cierto que cuando las cosas van bien, el realizar un cambio importante en el eje centarl del equipo, puede llevar a un éxito mayor o a un estrepitoso fracaso. Es cuando se puede emplear esta frase Eugenio D´Ors: LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA. Toda acción produce una reacción. Y como dice sabiamente un amigo mio: ELEGIR ES RENUNCIAR. Y en el partido contra el Hércules, Martín Lasarte eligió a unos jugadores y por tanto renunció a otros. Cierto es que el haber sacado a los que dejó en el banquillo y que habían venido jugando de titulares, o no cambiar de puesto a alguno de los que saltó ayer en Alicante, no implica por fuerza que el resultado hubiera sido positivo. Eso nunca lo sabremos. Pero cuando las cosas van bien uno se llega a preguntar ¿para qué cambiar?. ¿Para mejorar?. ¿No es mejor realizar pequeñas modificaciones y trastocar en gran parte un equipo?.

Hoy hemos perdido 5-1 contra el Hércules. El Real Madrid el otro día en copa, cayó por 4-0 frente al Alcorcón. A veces para aprender hay que reconocer los errores, porque es la unica forma de no volver a caer en ellos. Por eso, para terminar, quiero quedarme con una frase que leí ayer en una pancarta que se pudo ver en el campo del Villareal: “¡NO IMPORTA LAS VECES QUE TE CAIGAS, SI NO CUANTAS TE LEVANTAS!”. Hemos caído por segunda vez esta temporada. Y la derrota ha sido estrepitosa. Pero ahora los jugadores realistas deben demostrar que son capaces de levantarse y seguir mirando hacia arriba, sin ningún miedo; con las mismas fuerzas e intensidad; con la misma FE; con idéntico compañerismo; con mayor entrega si cabe. Y la afición en estos momentos es cuando más cerca debe estar de su equipo, arroparle, animarle. Porque es en los malos momentos cuando se descubre a la verdadera y auténtica afición.

por JOXEBI