Eric Olhats amplía su radio de acción

DV
Para siempre será ya el hombre que descubrió a Antoine Griezmann, que lo sacó del pueblo de la Borgoña en el que vivía con su familia y lo trajo a Zubieta dándole cobijo en su casa de Baiona. Si Griezmann es profesional del fútbol se debe en una medida a su olfato y también a su capacidad de rodear a un chaval del calor de una familia a cientos de kilómetros de distancia.
El técnico labortano acaba de iniciar una nueva aventura profesional tras resolver como cabía esperar las dificultades que le complicaron la vida hace bien poco. Las puertas de la Real permanecían abiertas, pero Olhats recibió una oferta atractiva de una empresa británica dedicada al descubrimiento de talentos para el deporte profesional y decidió dar un salto en su carrera.
Las siglas ISM responden a la denominación International Sport Management. Es una sociedad líder en su sector que tiene a sus espaldas una larga trayectoria en deportes de gran calado en las Islas como el golf, el tenis o el criquet. Hace cinco años echó sus redes en el fútbol y éste es el entorno en el que ha desembarcado el antiguo ojeador de la Real al otro lado de la muga.
Olhats ha firmado un contrato de dos años según publicaba ayer el diario ‘Sud Ouest’ y sus nuevas funciones le van a obligar a viajar para observar el rendimiento de jugadores europeos y africanos que ya tienen contrato con ISM, pero también dedicará sus esfuerzos a la detección de nuevos jugadores que se puedan sumar a su nuevo proyecto profesional. Algunos de ellos jugarán un día en los clubes de la Premier League.
Eric Olhats seguirá haciendo lo que sabe hacer y ayer lo dejaba muy claro en el citado diario: «Yo no tengo que hablar ni de dinero ni de contratos. Yo veo fútbol y hablo de fútbol».
Su nuevo trabajo le ha llevado ya este año a Gabón y a Senegal. Después vendrá América y las mayores competiciones FIFA en edades de formación. Aquí es donde su experiencia y su intuición pueden dar dividendos a su nueva empresa.
La Real, en el corazón
A Eric Olhats no le cuesta hablar de la Real. Muestra su agradecimiento al que ha sido su club cada vez que aparece en los medios. En los momentos difíciles tanto la Real como sus jóvenes futbolistas le mostraron un apoyo incondicional, aunque el club se vio obligado a suspenderle en sus funciones hasta que llegó la sentencia absolutoria.
Después llegó la oferta de la Real para recuperar su puesto que el técnico de Baiona no aceptó cuando apareció la posibilidad de dar un nuevo rumbo a su carrera. La relación sigue siendo óptima, lo que puede seguir ofreciendo un plus al club y al entrenador. Al fin y al cabo en el mundo del fútbol es primordial tener contactos que sepan en profundidad lo que se está moviendo.
De momento Olhats mantiene un discurso de máxima proximidad: «Tengo que agradecer a la Real que todo el tiempo me haya aportado un apoyo que no ha fallado nunca».
Han sido ocho años de trabajo enriquecedor para unos y otros. En ese tiempo apareció Griezmann y se hizo grande vistiendo de blanco y azul. No ha sido el único futbolista que ha llegado a Zubieta de su mano, pero sí el que ha dado valor a su trabajo. Ojalá le vaya bien en su nuevo destino.
 por ARSU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: