Sobre la vergüenza de una eliminación (13): “Aita, ¿por qué somos de la Real?”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

EL DIARIO VASCO

FERNANDO BECERRIL | .-
Creo que el título procede de una campaña institucional del Atlético de Madrid, el único equipo del mundo capaz de firmar un ridículo de las colosales proporciones del que ayer hizo la Real. Me imagino a nuestros niños, los que no hace ni una semana se veían eliminando al Athletic y jugando la final copera, preguntando a su padre, por qué somos de la Real, por qué tenemos que sufrir noches como ésta. Ellos se preguntarán por qué la Real fue eliminada, goleada y humillada por un rival que no tiene más fútbol, anoche sí claro, que el nuestro y que estaba literalmente muerto después de la primera media hora de juego.

La respuesta a la pregunta infantil habrá que buscarla a lo largo de un siglo de historia, sufrida a veces, brillante en ocasiones, en las que este club se forjó un prestigio. Los jugadores que ayer estuvieron sobre el césped de Son Moix no hicieron honor a ese legado, ni al del sufrimiento ni al del triunfo. Tardarán tiempo en quitarse de encima la vergüenza.

Montanier había hecho seis cambios en lo que a mí me parecía una rotación sensata sobre el equipo que tan buena nota había merecido tres días antes. Zubikarai había cumplido en las tres actuaciones coperas anteriores. Iñigo Martínez ha sido titular fijo. A De la Bella lo sacó del once una lesión. Mariga debería poder dar un descanso a Aranburu y en la primera media hora no estuvo mal. Xabi Prieto es un referente y de Ifrán estamos diciendo cada día que tiene que jugar más. Pero este equipo no puede hacer tantos cambios sin descomponerse. No es tan sólido como uno creía, ni como pensaba su propio entrenador.

Salieron al campo acobardados. Hicieron toda suerte de disparates antes de que Mariga ganara un balón y De la Bella sacara un centro perfecto para que Ifrán conectara un cabezazo matemático que debía sentenciar la eliminatoria. Marcar pronto era la clave para no pasar apuros. ¿O no? Pues no.

El gol dejó sin oxígeno a los locales y nos permitió jugar cómodos durante un buen rato. El segundo gol realista podía llegar en cualquier momento. El Mallorca ni se acercaba. Ya estábamos preparando el viaje a San Mamés, cruzando los dedos para que no nos pusieran el partido la víspera de San Sebastián. Ingenuos.

Bastó un contratiempo para que nuestro equipo volara por los aires. De la Bella se dejó ganar la posición y cometió una faltita en el peor sitio posible. El Chori Castro no perdonó. Empató el encuentro. Llevábamos jugados casi 34 minutos. El Mallorca tenía una hora para marcar tres goles si quería seguir adelante. No necesitó más que seis minutos.

Inmadurez
No sé cómo explicarles la cantidad de inmadurez que es necesaria para que un equipo encaje cuatro goles en seis minutos. Ustedes lo vieron. Lo vimos todos. Pero ya antes había habido errores de concepto. Ifrán se había ido a cambiar de botas cuanto estábamos con diez. Mariga tras una gran arrancada se había empeñado en jugar por el centro cuando Zurutuza entraba solo por la derecha. Prieto estuvo desaparecido. No encaró ni una vez y perdonó el gol más claro de su carrera. Hubiera sido el 2-2. Seguramente ese gol lo hubiera cambiado todo. No entró y a la Real, sin concentración y sin oficio, se le vino el mundo encima.

Montanier tenía poca culpa… Hasta ese momento. En el descanso la Real necesitaba un gol. Para buscarlo tenía muy buenos cambios en el banquillo. Cuando los hizo ya perdíamos 6-1. Me gustaría que alguien me explicara para qué demonios sacó entonces a Griezmann, Aranburu y Agirretxe. ¿Para hacer tres goles en media hora? Más le valía haber pensado en la Liga, en Valencia, y no haberse arriesgado a una lesión de gente importante. Estoy como el niño que imagino: Aita, ¿por qué somos de la Real? Si la mayor ilusión que he conocido no dura ni una semana…

Sobre la vergüenza de una eliminación (12): “Una camiseta manchada para siempre”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

NOTICIAS DE GIPUZKOA:

Una camiseta manchada para siempre
LA REAL CAE ELIMINADA DE LA COPA AL HACER EL MAYOR RIDÍCULO QUE SE RECUERDA Y PERDER POR 6-1

MIKEL RECALDE – Miércoles, 11 de Enero de 2012

“La Real cayó eliminada de la Copa del Rey al completar uno de los mayores ridículos que se recuerdan en la competición. Los jugadores blanquiazules podrán hacer muchas cosas a lo largo de sus respectivas carreras y puede que incluso para este club, pero tienen que ser conscientes de que ayer mancharon la centenaria camiseta txuri-urdin para el resto de su historia. Antes del encuentro ante el Granada recordábamos que en los 23 años de humillaciones en el torneo del KO faltaba una remontada severa en contra. Pues bien, no llegó en los dieciseisavos, sino en octavos de final. Lo peor de todo no es la eliminación en sí, sino que han roto el sueño de una afición que, ilusa ella, pensaba que podía alcanzar hasta la final. Eso sí que no tiene perdón, porque ayer llevaron la desolación a los hogares de toda Gipuzkoa e hicieron llorar a muchos seguidores que pierden salud y el poco dinero que tienen en apoyar a unos colores.

Normalmente debería resultar complicado explicar cómo es posible que un equipo pueda desperdiciar una golosa renta de 2-0 obtenida en el partido de ida, a lo que había sumado un tanto más, al adelantarse 0-1 en el marcador gracias a un cabezazo de Ifrán. Hoy en día esa ventaja solo se puede perder ante un gigante tipo Barcelona o Real Madrid. Si sucede ante un adversario menor como el Mallorca es que la responsabilidad es absolutamente tuya. En esta ocasión, antes de comenzar la esperpéntica escena que sufrimos ayer en el Iberostar Estadio a partir del minuto 33, hay que eximir de cualquier responsabilidad a Montanier. El técnico alineó un once reconocible y supuestamente suficiente como para garantizar una clasificación sin excesivos problemas. El foco de la infamia vivida ayer en Mallorca se debe centrar única y exclusivamente en los jugadores de la Real. En parte, también hay que reconocer que la culpa es un poco nuestra porque nos creemos que su nivel es más alto del que refleja la realidad. Muchos no jugarían fuera de aquí en Primera y otros, a los que subimos a los altares, no pasarían de ser futbolistas del montón en otros equipos de este nivel.

Lo más denunciable del ridículo que protagonizó la Real ayer hay que encontrarlo en lo que aconteció desde el minuto 16, en el que marcó Ifrán, y el 33, cuando igualó el Mallorca. En una falta de profesionalidad insultante, los realistas comenzaron a intentar filigranas. Taconcito por aquí, que si la dejo atrás sin mirar… Como ejemplo, citar que cuando Mariga, con el que tampoco hay que cargar las tintas más que con el resto, porque su único problema es su falta de calidad, estaba siendo atendido en la banda al llevarse un golpe, Ifrán también se acercó al banquillo para cambiarse de botas. No crean que a ninguno de los realistas les sorprendió en exceso pese a que tuvieron que defender un ataque con dos menos. “Qué más da, si esto está en el bote”, seguro que pensarían muchos como De la Bella, que en ese fatídico minuto 33, con su habitual manera incompetente de defender, agarró al borde del área a Alfaro, cuando estaba de espaldas y sin posibilidad de buscar portería. En medio de ese no pasa nada, llegó el tanto del empate en un golpe franco bien ejecutado por Castro. A los dos minutos, sin tiempo para nada, Hemed disparó con fuerza desde fuera del área, aunque demasiado centrado, y Zubikarai se tragó el balón. Con el 2-1 los realistas parecían comenzar a inquietarse y Xabi Prieto se encontró con la jugada, que luego se comprobó que era la clave de la eliminatoria. El realista, que simplemente no está y no es el jugador que todos conocemos, disparó de manera lamentable a las manos de Calatayud en lugar de buscar un chut raso que hubiera resultado imparable. Por cierto que en el rechace Nunes cometió penalti al darle con la mano, pero mejor no hablar de eso, porque la atrocidad de los actos cometidos ayer por los blanquiazules no merecen ni la más mínima ayuda en forma de coartada o excusa. A los pocos segundos, el propio central anotó el tercer tanto al ganar un salto al gigante de Mariga, quien al parecer no vio necesario saltar para intentar despejar el centro. Finalmente, en el colmo de la humillación, en el minuto 39, solo seis después del tanto del empate, Castro aprovechó un disparate de Zubikarai que va a colocar a la Real en todos los vídeos de humor de las televisiones del mundo. Al meta se le fue la cabeza al olvidar que Castro se había quedado fuera del campo y, sin que a ninguno de sus compañeros, tan metidos en el partido ellos, se le ocurriese advertirle a gritos, puso el balón en el verde para sacar. El uruguayo simplemente recogió el regalo y lo depositó en las redes. Era el 4-1 que ponía por detrás a la Real en el cómputo global de la eliminatoria. Increíble.

Esos seis minutos quedarán grabados con letras negras en la historia de la Real Sociedad y en los corazones de sus aficionados, que simplemente no merecían algo así. La remontada del Mallorca es todavía más dolorosa que lo vivido en Mendizorroza en 2008 o en Vigo en 2003 o en Sevilla en 1980. Al menos aquellos equipos se dejaron la piel por su camiseta y los de ayer simplemente dieron lástima.

Los que pensaban que había tiempo para volver y que se podía intentar encarrilar de nuevo la clasificación se olvidaban de que, si algo le falta a este grupo, es carácter y orgullo. La Real saltó al campo acongojada y acobardada. Ninguno de sus jugadores asumió la responsabilidad de buscar la meta local. Estaba claro que si Montanier quería aspirar a entrar en el partido, tenía que hacer los tres cambios, porque los once que se encontraban en el campo habían bajado los brazos y solo querían desaparecer de la faz de la tierra. Por si fuera poco, Alfaro se adelantó a Demidov a los siete minutos y su cabezazo en parábola también superó a Zubikarai. En plena hecatombe, Hemed firmó el sexto, en una acción en la que Martí pudo hacer falta a Prieto, aunque tampoco pareció muy clara. Montanier agotó los cambios y Griezmann y Agirretxe lo intentaron con dignidad, aunque sin suerte. El francés demostró que su carácter se encuentra a años luz que el de sus compañeros de Zubieta y en días como los de ayer comprendemos mejor que se quiera marchar a otros clubes con más poder.

La Real se cargó el sueño de la Copa en la noche más humillante que hemos vivido desde el descenso en Mestalla. No hay derecho a que nos hayan hecho esto, cuando todo el mundo se preparaba a vivir un atractivo derbi en cuartos de final. No se puede liberar de responsabilidad a ninguno de sus jugadores. Los canteranos fueron incapaces de defender como merecía esa camiseta que dicen querer tanto desde la niñez y los fichajes demostraron que no están capacitados para marcar diferencias a este nivel. Así de claro.

El problema es a ver cómo salimos de esta, ya que el rejón de muerte que nos clavó el Mallorca, un rival menor, claro candidato al descenso y abandonado a su suerte por su parroquia que ni va a verle, es de los que se tardan en dar la vuelta y puede venir acompañado de más tragedias. En mi caso, solo puedo decir a estos jugadores que ayer era mi cumpleaños y jamás olvidaré el regalo que me tenían reservado. Me acompañará de por vida. Eskerrik asko a todos”.

Sobre la vergüenza de una eliminación (11): “resulta imposible explicar cómo la escopeta de feria se convirtió en ametralladora de posición en siete minutos”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

EL MUNDO:

“Tiremos de tópico. La magia de la Copa, fútbol es fútbol, un partido que hace afición, hasta el rabo todo es toro… Y ni así. Porque los tópicos no sirven para explicar qué pasó en Palma. Los pocos espectadores que acudieron a Son Moix pasaron de ser unos ilusos con mucho tiempo libre y una buen pelliza a adueñarse de una anécdota para contar a los nietos. En sólo siete minutos. En ese tiempo, el equipo de Joaquín Caparrós dio la vuelta con cuatro goles al 2-0 de la ida y al tanto de Ifrán, que había congelado al cuarto de hora las pocas opciones de remontada local. Después, en la segunda mitad, dos goles más dejaban un resultado formidable, que deja muy tocado al técnico donostiarra, Philippe Montanier, y pone en ebullición al Mallorca antes de recibir al Real Madrid en liga. [Estadísticas : 6-1]

No hay explicación lógica. Los bermellones son el cuarto equipo menos efectivo de la Liga. Ha marcado 15 goles en la liga y cinco de ellos han sido de penalti. Así que resulta imposible explicar cómo la escopeta de feria se convirtió en ametralladora de posición en siete minutos.

Primero fue Castro con un sensacional libre directo. En ese momento, su preciso chut a la escuadra maquillaba un panorama sombrío tras el buen testarazo de Ifrán en el minuto 15. Pero entonces llegó Hemed y marcó su primer gol en juego de toda la temporada –sus cinco tantos ligueros han sido desde el punto de penalti–. El partido era una locura. Xabi Prieto falló solo ante Calatayud y, a los pocos segundos, Nunes anotó de cabeza. Sólo faltaba un gol y llegó de la forma más inesperada. Zubikarai echó la pelota al suelo para patear y Castro, desde atrás, se la robó para completar la remontada.

Tras el descanso, la Real Sociedad no fue capaz de quitarse la torrija de encima. En la primera aproximación bermellona, Alfaro marcaba su primer tanto con el Mallorca. Y poco después, Hemed cerraba la goleada. Por cierto, debutó Ogunjimi el Deseado. Pero no hizo falta que marcase”.

Sobre la vergüenza de una eliminación (10): “El sueño acabó en pesadilla”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

EL DIARIO VASCO

“JORGE F. MENDIOLA | .-
Tragedia en Palma. La Real salió escaldada de su visita al Iberostar Estadio y regresa a casa con el rabo entre las piernas y una cicatriz de seis goles en la frente. En una noche que pasará a la historia negra del club, el Mallorca le endosó una goleada de estrépito para cortar de raíz sus aspiraciones coperas. Cuando todo estaba de cara y cuesta abajo, los txuri urdin protagonizaron una demostración de lo que no hay que hacer en un partido de esta categoría y enterró sus opciones de avanzar en el torneo del KO. Adiós al pase a cuartos, adiós al previsible cruce con el Athletic, adiós… El sueño de 2012 acabó en pesadilla.
La Real tenía la eliminatoria en la mano y el partido bajo control. El tempranero gol de Ifrán había desactivado el feroz arranque de los de Caparrós, quienes antes del minuto diez ya habían dado un par de sustos a Zubikarai. Pero en la primera oportunidad que los txuri urdin se plantaron delante de Calatayud, el uruguayo cabeceó un centro medido de De la Bella.
El escenario no invitaba al optimismo local y el estadio se quedó mudo. Nadie daba un duro por el Mallorca, que con el 0-1 se veía obligado a marcar cuatro goles para pasar. El guión perfecto, mejor que soñado.
A la Real no le costó dormir el balón a la espera de que corriera el reloj. Con Elustondo como mestro de ceremonias, el once de Montanier tocaba y tocaba de un lado para otro, de adelante atrás, sin prisa pero sin pausa. Si no había hueco para romper por la derecha, cambio de banda y a intentarlo por la izquierda. Y si nada de esto surtía efecto, apoyo en Zubikarai para empezar de cero.
Los contados espectadores que desfiaron al frío invernal de Palma bostezaban, se acurrucaban y, si el ánimo les alcanzaba, silbaban los errores de sus jugadores. Un funeral era aquéllo, oiga. La Copa se esfumaba como el vaho sin que se atisbara reacción alguna por parte bermellona.
Pero, cosas del fútbol, una falta innecesaria de De la Bella en la frontal permitió a Castro dibujar una precisa parábola de libre directo que se coló por la escuadra de la portería. Un golazo, todo hay que decirlo. El 1-1 despertó a los mallorquinistas a ambos lados de las pistas de atletismo, aunque en su fuero interno eran conscientes de que la clasificación requería de una gesta sin precedentes.
No hubo que esperar demasiado para que el electrónico anunciara el triunfo momentáneo del Mallorca. Hemed recogió una pelota en el borde del área y lanzó un zapatazo que sorprendió a Zubikarai por el medio. Había muchos defensas en la trayectoria del disparo y el ondarrutarra se lo encontró de golpe.
La Real no pareció acusar el golpe y, siempre fiel a su estilo, siguió moviendo el cuero en horizontal y vertical. Así se registró una interesante combinación entre Ifrán y Xabi Prieto para que el donostiarra se plantase solo ante Calatayud. Se lo pensó tanto que se le hizo de noche. Probó a picarla, pero el meta no se tragó el anzuelo. Habría sido la sentencia definitiva.
El Mallorca no se daba por vencido y su fe le empujó hacia el 3-1, un testarazo de Nunes a la salida de un córner que transformó la quimera en un tangible. Mariga se despistó en el marcaje y Zubikarai recogió el balón de sus redes.
La corbata no le llegaba al cuello a Montanier, quien tres minutos más tarde asistió estupefacto al cuarto tanto de los anfitriones. Eñaut perdió de vista a Castro, fuera del campo por efecto de la acción anterior, lanzó el esférico al verde y para cuando quiso darse cuenta ya le habían robado la cartera. 4-1 y la locura que invadía las desangeladas gradas del Iberostar Estadio.
Lo nunca visto. El Mallorca había volteado una eliminatoria imposible en seis minutos gracias a una exhibición de efectividad que en la isla tardarán en olvidar. Es la magia de la Copa, que en la noche de ayer se conjuró para torpedear las ilusiones de la Real.
Como un azucarillo
El equipo se diluyó como un azucarillo y el segundo tiempo fue un canto a la impotencia, una balada triste del quiero y no puedo, una catarata de lágrimas a la que el Mallorca puso banda sonora con un quinto gol, obra de Alfaro, que llevó el delirio a la tribuna. De pronto, parecía que hubieran entrado otras seis mil personas al campo. Del funeral a la orgía.
Difícilmente se pueden hacer peor las cosas. Es el mejor resumen de lo vivido sobre el césped balear, Por desgracia, el harakiri no se había completado aún. Zurutuza perdió un balón en zona de peligro, Hemed se presentó ante Zubikarai y con una parábola estableció el 6-1.”

Sobre la vergüenza de una eliminación (9): “Mallorca 6-1 Real Sociedad: Juego, set y partido”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

rcdm.es:

“Cuatro goles en siete minutos lideran una remontada inverosímil del Mallorca con dos goles de Castro y Hemed, y otro de Alfaro y Nunes.

Hay veces que es realmente difícil explicar qué ha sucedido en un partido. O muy fácil. Lo cierto es que la remontada que ha protagonizado el Mallorca es prácticamente imposible de repetir. No sólo por haber anotado cuatro goles en siete minutos, sino por el hecho de comenzar a marcar tras ir perdiendo el partido en una eliminatoria que ya de por sí estaba complicada tras el 2-0 de la ida. Y más teniendo en cuenta que se habían quedado fuera de la convocatoria consolidados titulares como Ramis, Chico, Víctor, Pereira o Tissone. El protagonista del partido, a priori, era Marvin Ogunjimi, el delantero belga que ha tardado cinco meses en debutar con el Mallorca y que, participó en dos de los goles del conjunto balear.

El Mallorca comenzó fuerte el encuentro, con un remate de Hemed en el minuto tres tras pase de un incomensurable Martí, y poco más tarde, con un chut lejano de Pina que se fue a córner. Pero muchos dieron prácticamente por perdida la eliminatoria cuando Ifrán, en el minuto 16, cabeceó a la red un medido centro de De la Bella.

El Mallorca se descentró y se oyeron silbidos por parte de algunso de los 7.000 valientes que acudieron al estadio. Pero pocos podían augurar lo que sucedería más tarde. Minuto 34: Castro marca un libre directo de forma execpcional que suponía el empate. El tanto espoleó a los bermellones, que comenzaron la borrachera de goles. Al minuto siguiente, Hemed calló muchas bocas al inventarse un tremendo zapatazo ante el que nada pudo hacer Zubikarai, y sólo dos minutos más tarde un renacido Nunes cabeceó a las mallas un saque de esquina botado por Martí. La Real Sociedad estaba completamente noqueada y fruto de ello llegó uno de los goles más absurdos que se recuerdan. El portero visitante, Zubikarai, sitúa la pelota en el suelo para golpear, y Castro llega por detrás, se la quita y marca a placer. Era el 4-1 y las esperanzas de la afición mallorquina se convertían en locura antes del descanso.

Tras la reanudación, Joaquín Caparrós hizo debutar a otro canterano: Biel Company, que substituyó a Gianni Zuiverloon y completó un buen partido. Los donostiarras siguieron con su desconcentración y el Mallorca sentenció la eliminatoria cuando Alfaro cabeceó a gol un buen centro de Bigas que, sin duda, le dará moral a partir de ahora. Era el minuto 53, y aún quedaba espectáculo. El sexto y definitivo gol lo anotó nuevamente Hemed. El israelí, hoy sí, dio muestras de su calidad, y picó la pelota por encima del meta visitante después de ser habilitado por Martí, que hoy mostró una faceta muy poco habitual en él. Esa diana acabó con las pocas esperanzas de la Real en superar la eliminatoria, ya que disponía de 31 minutos para marcar tres goles más. Los minutos fueron pasando con alguna ocasión más para cada equipo en un partido que, sin duda, pasará a la historia del mallorquinismo.

Conclusión Final

El Mallorca buscó la buena suerte y la encontró, en un encuentro marcado por exactamente lo contrario a lo que ha caracterizado al equipo hasta hoy: la puntería. Reencuentro con la afición del Chory Castro y gran partido de Tomer Hemed. Buena actuación de Biel Company. Ogunjimi empieza a coger el ritmo”.

Sobre la vergüenza de una eliminación (8): “Mallorca-Real Sociedad (6-1): Debacle copera de la Real en Son Moix”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

EITB:

“Los de Montanier han tirado por la borda el trabajo realizado en la ida y han rozado el ridículo en Mallorca. El partido se puso pronto de cara, pero tras el empate bermellón la Real desapareció.

La Real Sociedad ha quedado eliminada de la Copa del Rey tras rozar el ridículo en Mallorca. Los de Montanier han desaprovechado el 2-0 de la ida y el gol marcado por Ifrán en los primeros minutos del partido de Son Moix. El empate bermellón ha hecho desaparecer a la Real, que se ha venido abajo.
La Real ha comenzado el partido con una empanada monumental que afortunadamente no ha tenido consecuencias. El conjunto de Caparros ha tenido dos aproximaciones con peligro que no ha aprovechado. Los txuri-urdines han logrado reaccionar y en una acción aislada han logrado adelantarse en el marcador. Ifrán ha anotado de cabeza el gol de la Real, haciendo bueno un gran centro de De la Bella.
El Mallorca ha acusado el golpe y parecía que la eliminatoria quedaba sentenciada. Además, los de Montanier han gozado de la posesión del balón tras el gol con lo que han controlado el partido. Pero todo se ha torcido cuando en una falta, en la frontal del área, Castro ha realizado un lanzamiento magistral que se ha colado por la escuadra de Zubikarai.
Tras el primer gol bermellón ha venido la debacle realista. Hemed ha hecho en el minuto 36 el segundo desde fuera del área, Nunes de cabeza el tercero a la salida de un corner en el 38 y Castro el cuarto aprovechando un despiste de Zubikarai en el 40.
La situación no ha mejorado tras el descanso y el equipo guipuzcoano ha encajado otros dos goles tras la reanudación. Alfaro y Hemed han vuelto a perforar la meta txuri-urdin y han dejado sin opciones a la Real. Montanier se ha mostrado muy crítico con sus jugadores en la rueda de prensa posterior al partido”.

Sobre la vergüenza de una eliminación (7): “Salvaje Mallorca, ridícula Real”

EL RINCON DEL FORERO continúa recogiendo todo lo que se publique sobre la derrota de la Real Sociedad en Mallorca (6-1) resultad cm el que quedó eliminada de la copa. La afición tiene que tener el máximo de información posible para tratar de entender el porque de esta HUMILLACION:

Hay segunda parte en AS:

“A. Gabilondo | 11/01/2012
La Copa de las sorpresas, de las ilusiones, de los sueños, de la historia. De héroes y villanos, de proezas y ridículos. De risas y lloros, de sonrisas y lágrimas. Esa Copa apareció de lleno en Palma cuando nadie lo esperaba, con la eliminatoria entre Mallorca y Real decantada, como contestación al gol de Ifrán que allanaba el camino de la clasificación para los realistas.

Pero no. El destino era otro. Uno inesperado. Uno cruel para el que se sentía ganador. Uno que protagonizó el conjunto de Caparrós con un arranque de furia ingobernable y salvaje. La tormenta comenzó con un golazo de falta directa del Chori Castro. Fue un zurdazo con alma, una luz mediante la que encontrar el camino. Y enseguida explotó ese cegador brillo, plasmado con un violento disparo de Hemed desde fuera del área, un remate franco en un córner de Nunes y, sobre todo, una maniobra de pillo de Castro ante el exceso de relajación en el saque largo de Zubikarai, quien no esperaba la presencia del uruguayo por detrás.

Histórico. Todo ello en sólo siete minutos. Todo ello en plena hemorragia realista, un ridículo con tintes históricos y que bien había podido mitigar entre medias Xabi Prieto con un mano a mano que regaló a Calatayud con un disparo femenil. Fue un desastre. O una avalancha. Como se quiera ver. En todo caso resulto un mazazo para la Real y su técnico, Montanier, que no reaccionó ni durante ni después de ello.

Es más, no hizo cambios en el descanso ni tampoco varió la idea de juego tras el mismo, por lo que el Mallorca se vio obligado a seguir con la misma inercia para finiquitar su pase. Y así lo hizo. Alfaro marcó de cabeza sin despeinarse y Hemed cerró la puerta con un sexto gol. Entonces apareció Montanier para introducir a Griezmann y Agirretxe. Entonces. Cuando el daño a la historia de este respetado club era ya irreparable.

Caparrós: “Lo de hoy demuestra que este deporte es muy grande”
“Este resultado es un alegrón para la afición y lógicamente también para nuestros futbolistas, que han hecho un esfuerzo tremendo y se lo han merecido. Llevo tantos años en el fútbol que ya no me sorprende nada de lo que sucede, lo que sí se demuestra es que este juego es muy grande, más de lo que uno se imagina, y por eso tiene a tanta gente enganchada a este deporte. Con estas cosas que hoy hemos vivido se demuestra el porqué de esta situación. Estamos muy contentos por lo que hemos conseguido y ahora ya hay que empezar a pensar en el partido del sábado contra el Real Madrid, que es lo que realmente nos debe importar en estos momentos”.

Montanier: “No hemos respetado a la Real ni a la gente de Guipúzcoa”
“No hemos respetado al fútbol, no hemos respetado al Mallorca, ni tampoco a la gente de la Real ni a toda la afición de este equipo en Guipúzcoa. No hemos merecido la clasificación después de lo sucedido al final de la primera parte y, aunque es posible ser eliminados contra cualquier rival, lo que no es posible es que te eliminen de esta manera en la que lo ha hecho el Mallorca hoy a la Real. Habíamos empezado muy bien marcando el primer gol y dominando con cierta comodidad el encuentro, pero lo que ha pasado después no es la mejor manera de ser eliminados en una competición que nos hacía mucha ilusión y que también ilusionaba a nuestros aficionados”.