La Real desaprovecha sus claras ocasiones y encaja un gol en la única ocasión del Español

San Sebastián, 4 nov (EFE).- Un gol de Diego Daniel Colotto a doce minutos para el final ha otorgado hoy una valiosa victoria al Espanyol en Anoeta (0-1), donde la Real ha puesto el juego, pero ha mantenido su ineficacia rematadora de las últimas jornadas.

El conjunto local, muy presionado por su derrota en Copa ante el Córdoba, ha ejercido un claro dominio desde el pitido inicial, con muchas llegadas y poco peligro en contra.

Agirretxe ha sido su jugador más activo en un primer tiempo en el que el guardameta Álvarez ha evitado dos claras oportunidades suyas en sendos saques de esquina.

El público ha reclamado a Paradas Romero un penalti en otra acción a balón parado que ha abortado bajo palos con el brazo el jugador del Espanyol Sergio García.

Sergio García ha sido precisamente autor de la mejor ocasión que ha tenido el Espanyol para adelantarse en el primer periodo, en una jugada de pillos al botar una falta en la que el delantero catalán se ha encontrado con la mejor versión de Zubikarai, que ha desbaratado con su cuerpo lo que parecía un gol hecho.

Illarramendi, de volea al borde del descanso, ha disfrutado por su parte de la gran ocasión de gol para la Real pero ha vuelto a aparecer la mano de Álvarez para evitar lo que parecía también un tanto seguro.

Los donostiarras han intensificado el dominio en la segunda mitad, con Vela como conductor de juego y Agirretxe presto en el remate, eso sí, con escasa fortuna.

El conjunto barcelonés, consciente de que el punto era muy valioso en las actuales circunstancias, ha estado cómodo en esta situación a pesar del riesgo que tenía estar demasiado cerrado atrás por el empuje realista y confiarlo todo al gran partido de Christian Álvarez.

Después de la labor de desgaste y al igual que ocurriera ante el Atlético de Madrid, la Real ha encajado el gol de su derrota en el tramo final del partido en un saque de esquina en el que Colotto ha estado listo para resolver el barullo en el área realista.

0.- Real Sociedad: Zubikarai; Carlos Martínez, Mikel González, Iñigo Martínez, De la Bella; Illarramendi, Estrada (Chory Castro, min. 66), Bergara (Ros, min. 75); Xabi Prieto (Ifrán, min. 79), Vela y Agirretxe.

1.- Espanyol: Christian Álvarez; Raúl Rodríguez, Colotto, Moreno, Víctor Álvarez; Raúl Baena, Christian Gómez, Verdú, Wakaso (Christian Alfonso, min. 64); Sergio García (Stuani, min, 63), Longo.

Gol: 0-1, min, 78: Colotto.

Árbitro: Paradas Romero. (Andalucía). Mostró tarjetas amarillas a Mikel González a Christian Gómez, Baena, Longo y Wakaso.

Incidencias: 22.150 espectadores en Anoeta. Lluvia constante durante todo el partido.
Montanier no comenta los gritos que pedían su dimisión tras el partido

San Sebastián, 4 nov (EFE).- El entrenador de la Real Sociedad, Philippe Montanier, restó importancia tras el partido a los gritos de dimisión de su puesto por parte de un importante sector de la grada ya que su “preocupación” es mejorar el juego de su equipo.

El técnico francés lamentó “la pena” que tienen sus jugadores por un resultado que no merecieron y sobre las pitadas del graderío optó por “no hacer comentarios”.

Montanier, que tardó casi una hora en comparecer en la sala de prensa de Anoeta, justificó los cambios introducidos en el once titular que vinieron motivados por la carga de partidos de esta semana con el encuentro de Copa.

Cree Montanier que el punto logrado en los tres últimos partidos “no refleja” los méritos que hizo la Real ante rivales como el Atlético de Madrid, Valladolid y el de hoy contra el Espanyol.

El técnico francés entiende que su equipo hizo hoy “un partido correcto”, que mejoró en la segunda mitad con ocasiones de gol y que encajó un golpe “muy duro” con el gol del Espanyol.

El preparador del Espanyol Mauricio Pochettino, por su parte, se congratuló por una victoria que calificó de “importante” porque, a su juicio, “da solidez” a los resultados anteriores “y mucha más fuerza y energía para el futuro”.

Pochettino resaltó el hecho de haber acabado con una racha negativa fuera de Cornellà- El Prat de un año sin ganar y cree que el factor suerte se ha vuelto del lado de su equipo “porque siempre hay un porcentaje de fortuna necesario en cualquier partido”.

El entrenador argentino reconoció los méritos de la Real Sociedad pero también de su plantilla que “no bajó los brazos en ningún momento” y espera que la buena imagen “se refrende ante Osasuna la próxima semana”.