Declaraciones de jugadores del Eibar satisfechos por eliminar al Athletic de la copa

Cabreo monumental de Bielsa tras la eliminación del Athletic en la copa ante el Eibar

El Eibar de Segunda B elimina al Athletic en la copa: declaraciones de Herrera

athletic-eibar

Con el empate (1-1) en San Mamés, el Eibar elimina al Athletic que era el actual subcampeón de la copa Sorpresa para los aficionados bilbaínos que se las prometían fáciles en esta eliminatoria ante un Segunda B con el que habían empatado a cero en Ipurúa. Para Herrera “una de las noches más tristes desde que llegué al Athletic. Tenemos que hacer una autocritica porque el sábado nos jugadomos la vida en Mallorca. No hemos estado a la altura de la camiseta que llevamos. Es una herida que va a estar abierta durante mucho tiempo”. Ahora los eibarreses deberán enfrentarse en la siguiente eliminatoria al Malaga.

Comentario del partido en Deia

Athletic 1-Eibar 1
El Eibar echa al Athletic de la Copa

La SD Eibar ha dado hoy la campanada en San Mamés al empatar a un gol con el Athletic Club en la vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, un resultado que, combinado con el 0-0 de la ida en Ipurua, da el billete al conjunto armero para medirse al Málaga en octavos.

Ha sido clave en la eliminatoria el tanto de los de Gaizka Garitano, un perfecto penalti a la escuadra ejecutado por el ex rojiblanco Mikel Arruabarrena, en el minuto 71. La falta máxima fue señalada en una entrada de Fernando Amorebieta a David Mainz que pagó el internacional ‘vinotinto’, cambiado a continuación por Marcelo Bielsa.

BILBAO. Aritz Aduriz dio un hilo de esperanza a los locales en el minuto 88 con su duodécimo gol de la temporada, un nuevo cabezazo a centro de Ibai Gómez -con la defensa del Eibar fuera del área buscando el fuera de juego-, pero al equipo bilbaíno ya no le dio tiempo a más en cinco minutos llenos de parones.

Con esta de la Copa, son ya dos las eliminaciones del Athletic en apenas una semana, tras la sufrida el pasado jueves en la Liga Europa. No se ha llegado a Navidades y el Athletic ya no está en ninguna de las dos competiciones en las que la temporada anterior llegó a la final.

Hoy, además, el Athletic no puede poner ningún pero a un empate-derrota que se ganó en 90 minutos en los que no fue superior a un rival de Segunda B. Juntando el choque de esta noche al de la ida, el Eibar es justo octavofinalista.

Tras despedirse la semana pasada en un choque insulso de las competiciones europeas, la legendaria ‘Catedral’ ha dicho hoy también de la peor manera posible a su competición fetiche: la Copa, en la que ha sido durante un siglo uno de sus principales protagonistas.

Comenzó amagando chispa el partido, pero pronto se apagó y se tornó un tanto insulso. Un ritmo que le iba mejor al Eibar, hasta el punto de hacerse con el control del juego y en el ecuador de la primera mitad encadenar varias llegadas con cierto peligro, aunque sin concretarlas en ocasiones de gol.

Por ello, la primera oportunidad reseñable fue un cabezazo de Llorente a centro de Ramalho que al campeón del mundo, pareció que agarrado por su par, se le marchó fuera.

Respondieron los visitantes casi al instante con una jugada de Mainz que remató Abaroa, aunque sin opciones de poner en dificultades a un Raúl tan inactivo como Xabi Irureta en toda la primera parte.

Al meta armero le hizo el trabajo más relevante que le apareció en los tres primeros cuartos de hora Bóveda, interponiéndose en un duro disparo de Ibai ya dentro del área, a la altura del vértice izquierdo del ataque local.

Fue esa la única vez en la que se mascó un tanto en todo un primer tiempo tan frío en el terreno de juego como la temperatura ambiente: gélida. Por no haber, en los primeros 45 minutos casi no hubo ni silbidos a Llorente, una constante esta temporada desde que se conoció la decisión de no renovar del ariete internacional.

Ante el pobre rendimiento de su equipo, Bielsa reaccionó en los vestuarios y decidió la entrada en el campo de Susaeta y Aduriz en lugar de Ramalho y Llorente, quienes no eran, ni muchos menos, los responsables de lo que estaba haciendo su equipo. El rosarino pudo cambiar a cualquiera porque todos, excepto Raúl, porque ninguno de los jugadores de campo estuvo afortunado.

Con De Marcos en el lateral derecho, Susaeta por delante de él, Ibai cambiado a la banda izquierda y Muniain mucho más activado por dentro, el Athletic mejoró de la segunda parte y encadenó hasta cinco córneres en diez minutos.

Dos jugadas de Muniain, una colada al área escorado a la derecha y un disparo desde la frontal, animaron el partido y a los aficionado locales, que hasta entonces apenas si habían hecho más que escuchar a los incansables seguidores armeros de la peña ‘Eskozia la Brava’ en el fondo sur.

Un centro de Mainz al que no llegó Arrubarrena, un llegada al área de Herrera en la que el bilbaíno no pudo superar a Xabi y una palomita de Raúl a un balón peinado por su compañero San José pareció dejar el choque en su último cuarto en manos de quien marcase primero.

Y fue el Eibar el que lo hizo. Más concretamente el que fuera jugador del Bilbao Athletic Arrubarrena, que transformó con un impecable disparo por la escuadra un penalti de Amorebieta a Mainz.

No le gustó esa acción del central ‘vinotinto’ a Bielsa, que le sustituyó rápidamente por el juvenil Laporte.

Apretó hasta el final el Athletic, incluso llegó a empatar gracias a Aduriz -otra vez y de nuevo a centro de Ibai Gómez-, pero no le dio tiempo a más y volvió a ofrecer otra penosa despedida, esta de la Copa, a San Mamés.

Asier Illarramendi: “sabemos que es un estadio difícil para la Real pero tenemos que hacer un buen partido”

Recuperando la historia: aquella tripe final de copa entre la Real Sociedad y el Barcelona (1927-1928)

EL RINCON DEL FORERO recupera seguramente la final de la copa más disputada en la historia, desde su cxreación. Se tuvieron que jugar hasta tres partidos entre la Real Sociedad y el Barcelona para saber quien se llevaba el título:


LA TRILOGÍA – UNA DE LAS FINALES MÁS ÉPICAS DE LA COPA DEL REY

EL PRIMER PARTIDO (20 mayo) 1-1 (con prórroga)

En la temporada 1927-28 se produce una de las finales más épicas que se recuerdan, la triple final de Copa de Santander contra el FC Barcelona, que desencadenó un batalla poética entre Rafael Alberti y el txuriurdin Gabriel Celaya. Alberti, que estaba presenciando el partido, escribió “Oda a Plattko” en honor de la memorable actuación del portero húngaro; Celaya le respondió con “Contraoda del poeta de la Real Sociedad”, donde le respondía diciendo que más que Plattko era al árbitro a quien tenía que dar las gracias el FC Barcelona.
El partido, que fue disputado bajo la lluvia, resultó muy igualado y disputado llegando incluso los periódicos de la época a calificar el partido como «violento.

SEGUNDO PARTIDO DE DESEMPATE (22 mayo) 1-1 (con prórroga)

El 22 de mayo se jugó en el mismo escenario el desempate que habría de decidir el campeón de copa de ese año. A diferencia de la primera final el tiempo fue bueno aunque algo ventoso lo que no impidió que el juego se desarrollara en términos parecidos a los del primer partido. Juego trabado, duro e intenso fueron los ingredientes de un partido en el que prácticamente lo único que cambió fue el orden de los goles, adelantándose la Real en la primera parte por medio de «Kiriki» y obteniendo el empate el Barça en la segunda a través de Piera. Hubo de disputarse una prórroga que dejó el encuentro tal y como estaba. El campeonato habría de decidirse por tanto varias semanas mas tarde en un tercer partido.

EL TERCERO, DEFINITIVO E INJUSTO

La tercera final se aplazó hasta el 29 de junio debido a que se debían disputar los Juegos Olímpicos de Amsterdam en los que participaron ocho jugadores realistas y ningún barcelonista (ya que estos eran profesionales). El cansancio tras las Olimpiadas hizo mella en los jugadores de la Real y los catalanes se impusieron por 3 a 1 con goles de Txomin Zaldua, Samitier, Arocha y Sastre.
Ese título era de la Real pero el destino quería que se fuera a Barcelona.

Resultados: (Campos de Sport de El Sardinero -Santander)
1-1 (con prórroga) 20 mayo
1-1 (con prórroga) 22 mayo
3-1 (29 junio)