Entrevista a Elías Kerejeta: de los metros recorridos para marcar el gol al Real Madrid, al metraje cinematográfico

EL RINCON DEL FORERO recupera una entrevista realizada a Elías Kerejeta en el año 2006 y en la que narra su historia futbolística y su paso al cine, donde ha dedicado la mayor parte de su vida. Tuvo que esperar para debutar en Primera División, a cumplir 18 aós, porque entonces no se permitía hacerlo con 17. Y a los 24 años dejó el fútbol para dedicarse de lleno al cine. Llegó a realizar un cortometraje sobre el fútbol, que la censura de aquellos tiempos se lo cargó. Y nunca se le llegó a ofrecer la posibilidad de realizar una película sobre fútbol.

En la entrevista habla mucho de fútbol, diciendo cosas muy interesantes para los amantes de este deporte. De alguna forma nunca dejó el fútbol. Porque siguió a su “Real Sociedad”, y para cualquiera de sus películas, ha tenido que trabajar como cuando saltaba al césped: EN EQUIPO. Solo así reconoce, salen las cosas bien.

Elias Kerejeta 3

—Según cuentan las crónicas le marcaste un gol histórico al Madrid de Di Stefano, ¿no es cierto?

—Sí, sí. Me regateé a medio Madrid y lo metí desde una esquina. Me regateé al portero también y el balón fue lento, lento, porque estaba el campo embarrado. Pegó en el poste y traspasó la línea pero no llegó ni a la red…

—¿En qué temporada fue eso?

—Fue en la temporada 1955-56… Yo tenía 20 años. Es que, siendo juvenil ya jugué en Primera División. Un amigo mío, que ha muerto ya, Alberto Marchinbarrena, que era economista, al acabar aquel partido me dijo: “Elías, no hagas nada más en tu vida” [Risas]. “No hagas nunca nada mejor que esto”. Recuerdo que a mi hermano pequeño, que estaba viendo el partido en el campo, le sacaron a hombros los amigos…

—Empezaste muy joven a jugar al fútbol…

—No pude debutar con 17 años porque estaba prohibido entonces. Para jugar en Primera había que tener 18 años, y yo debuté con 18…

—¿Estudiabas ya en la Facultad de Químicas…?

—Sí. Estudiaba y jugaba a la vez. De Químicas me echaron por decirle al catedrático que mentía. Dijo que estaba copiando y yo le dije que no, que no estaba copiando, así que él dijo: “Sí está copiando, está mintiendo…” Y yo le respondí: “El único que miente en este aula es usted”. Y me dijo: “Queda usted expedientado, no se podrá examinar más en esta facultad ni en ninguna de España”. Así que fui expulsado, entonces ya jugaba al fútbol.

—Jugaste cuatro o cinco temporadas en Primera…

—Jugué seis. A los 24 lo dejé…

—Y llegaste a jugar contra el Madrid de los Di Stefano, Puskas, Gento y compañía…

—Di Stefano el día aquel del gol me felicitó. Me dijo: “¡Vaya gol, pibe!”. Me acuerdo perfectamente. Y Zárraga, que era quien me marcaba, cuando le hice un regate, así, raro, me dijo: “Querejeta te voy a mandar a la enfermería”. [Risas] Jugando contra el Barça de Kubala en Atocha, con Helenio Herrera de entrenador, íbamos ganando 2 a 0 en el descanso, con un gol mío a Ramallets, pero nos acabaron empatando… Un día en la mili, que yo hice de soldado raso y no en las milicias universitarias, como me había tocado en Loyola, muy cerca de casa, solo iba al cuartel cuando quería… Pues bien, un día me dice mi madre: “Te llaman del cuartel. El coronel quiere verte”. ¡Ay, Dios mío! Cuando llegué al cuartel y me llevaron delante del coronel, solo quería felicitarme por el gol que le había metido al Barcelona… [Risas].

Elias Kerejeta 4

—¿Cómo recuerdas el mundo del fútbol? ¿Lo echas de menos?

—Hombre, la Real era un equipo muy especial entonces. Bueno, todo era muy distinto. En la Real estaban los estudiantes y los caseros, y yo hacía de intermediario entre los dos grupos. Como yo era de Hernani podía pasar como casero, y como era estudiante, podía pasar como estudiante. Pero la Real era distinta. En otros equipos parece que los jugadores hacían ese trabajo porque no tenían otra cosa que hacer. En ese aspecto La Real tenía otro aire y funcionaba de otra manera. Tengo muy buen recuerdo de la Real. Muy, muy bueno. Hace poco, cuando la Real estaba en una crisis económica, vino un pequeño equipo para hacernos unas entrevistas a algunos que aún somos seguidores furibundos del equipo: a mi, a Alfredo Landa, que es un chalado de la Real… Alfredo también jugó al fútbol, pero era muy malo… En un partido interescolar jugamos los dos. Éramos amigos. Él jugaba de medio y me marcaba. Ganaban 2 a 0 en el descanso, pero empatamos —y yo marqué un gol— y casi al final pitaron un penalti que tenía que tirar yo. Alfredo cogió el balón y se puso de rodillas en el campo y me decía: “Elías, por tu madre, que es tan guapa y tan simpática, no lo metas, por favor”. Él lo ha contado varias veces… Una en televisión…

—Recientemente has escrito el prólogo de Fútbol y cine, el libro de Carlos Marañón…

—Sí, el libro que ha editado Ocho y Medio. Está muy bien…

—Y, repasándolo, tú que además has sido futbolista, ¿crees que el cine ha retratado bien alguna vez el mundo del fútbol?

—No. De las que yo he visto, no. De verdad. Nosotros hicimos una serie que trataba de hacerlo, ¿la conocéis?

Elias Kerejeta-cine 1

—Sí, pero antes ya habías hecho con Antxón Eceiza el cortometraje A través del fútbol…

—Sí, nos lo machacó la censura. ¿No sabéis eso? Trataba momentos históricos políticos comparándolos con acontecimientos que sucedían en el mismo momento en el fútbol. Empezaba con la primera Copa del Rey, en tiempos de Alfonso XIII, que ganó el Barça y llegaba hasta los años sesenta. En el cortometraje aparecía un portero tumbado totalmente en el suelo con una canción que decía: “Sí me quieres escribir, ya sabes mi paradero…”. Lo vio uno de los censores y llamaron al festival de cortos de Bilbao del Ministerio de Información y Turismo diciendo que no solo el corto estaba prohibido, sino que si se pasaba, el festival estaba inmediatamente clausurado… Y cortaron como unos cuatro minutos…

—Y luego hiciste aquella serie para Canal +, El partido del siglo —con tu hija, con Jorge Valdano, etc.—, que era, más o menos, el enfrentamiento de 11 jugadores europeos contra 11 americanos…

—Eso es. Se me ocurrió la idea y se la conté en una comida a Javier Badiano, que era un tipo magnífico que ha muerto ahora, y él me dijo: “Ya lo tengo, va a ser El partido del siglo”. Siempre he estado interesado en el fútbol, he conocido a muchos futbolistas, y se me ocurrió hacerlo… Pero el título es de él.

—En cambio, ¿nunca te han ofrecido producir una película sobre fútbol?

—No.

—Y en el caso de hacerse, ¿no crees que sería necesario contar con alguien que conozca el fútbol desde dentro y no solo a través de un punto de vista de mero espectador? Porque sino, casi todas las películas sobre deporte acaban siendo algo así como cantos heroicos…

—Sí. En casi todas las películas de deportes hay deporte pero no individuos, no hay personas. Eso es lo que ocurre…

—Sí, pero, en cambio, sí se han hecho retratos excelentes de otros deportes como el boxeo, por ejemplo…

—Sobre el boxeo se han hecho dos películas excelentes: Cuerpo y alma, que es fantástica, y Toro salvaje, que es la película que más me gusta de Scorsese.

—¿Y por qué no se han hecho sobre el fútbol?, ¿alguna teoría?

—Es un mundo más complejo, ¿no? Al ser 11 contra 11 y no uno contra uno es algo menos individual, más táctico, siempre más complejo…

—¿Qué otros deportes, aparte del fútbol, te han gustado como espectador?

—Como espectador no muchos. Me gusta y he jugado mucho a pala. Toda la vida. Me gustaba mucho jugar a pala y me gustaba mucho también jugar a mano… El caso es que a mano era terrible, porque además mis manos no son de pelotari precisamente. Cuando se te hinchaba la mano, la ponías en el suelo y un compañero te la pisaba…

EL PASO DEL FÚTBOL AL CINE

Elias Kerejeta 6

—¿Cómo es que llegaste del fútbol al cine?

—Me ha gustado el cine desde pequeño, desde que mi padre un día trajo algo escondido bajo el abrigo —era un proyector de cine Pathé Baby— pidió que le plancharan una sábana y nos puso a Charlot. Ese fue mi primer contacto con el cine. Luego estudié, jugué al fútbol, cofundé un cine-club y estuve muy integrado en los cine-clubs hasta los 23 años. Entonces dejé el fútbol y me vine a Madrid, monté una productora y me puse a hacer cine…

—Desde entonces has sido sinónimo de cine de calidad… De productor creativo, implicado en todas las etapas y los procesos de una película… ¿Cómo es, básicamente, tu fórmula de trabajo?

—Nunca he sido un hombre de negocios, ni lo he intentado. No sé lo que es un productor creativo: creo que una persona es creativa o no lo es. Depende un poco del carácter de cada uno. Hacer cine siempre me pareció interesante y lo aprendí haciéndolo. Siempre me ha interesado todo el proceso de una película: el guión, el montaje… Empecé con los cortos y ya me interesó y seguí con ello… El primero que me enseñó algo de iluminación fue Quique Torán, y después Luis Cuadrado. ¡No son malos maestros ni mucho menos! Y luego tuve maestros como Carlos Saura del que también aprendí … Siempre he tratado de estar relacionado con cada una de las partes que forman una película y siempre he tratado de estar cerca de su desarrollo. Sinceramente creo que si la película está bien tratada, bien trabajada, si se observa bien su crecimiento, es la propia película la que exige su necesidad, la que te pide su forma de crecimiento. Por eso siempre he tratado, cuando ha sido posible, de que las películas estén rodadas en continuidad porque así puedes ver cómo la película nace delante de ti… Crea su propia vida. Eso es lo que he intentado siempre. Y eso es lo que me ha llevado a rodar algunas cosas de una forma un poco fuera de lo común… Como en El desencanto o Las palabras de Max: rodábamos, veíamos el montaje y decidíamos qué era lo que necesitaba la película. Y hoy en día sigo manteniendo esa manera de trabajo… Con el guión es lo mismo: trabajando rigurosamente tienes la posibilidad de hacer una primera versión, corregirla, etc. Nunca he trabajado con un guión absolutamente cerrado. Los guiones de las películas que produzco siempre tienen ese proceso.


—Se trata de un proceso en el que el equipo ha de implicarse muchísimo con la película…

—Sí, pero tened en cuenta que trabajo con un equipo que en su núcleo fundamental se repite. Y ahora con las nuevas generaciones, aquellos con los que trabajo se integran en este método. En el montaje, con Pablo del Amo, que ya no vive, empecé a trabajar ya en los primeros cortos… Siempre he trabajado con personas con las que conjuntamente hemos intentado trabajar de una manera satisfactoria para todos. En el libro que hicieron sobre Pablo contaba una anécdota que yo nunca me había atrevido a contar pero que ahora me siento libre para hacerlo, en el montaje y en la discusión de una película cuyo título no digo, en medio de la discusión Pablo me pegó un grito: “Elías, tú no eres un montador, ¿sabes lo que eres? Un carnicero…” [Risas].

por JOXEBI

Fallece el ex-jugador txuri urdin y director de cine Elias Kereketa

El que fuera delantero de la Real Sociedad y director de cine, Elias Kerejeta, ha fallecido hoy a los 78 años de edad. Desde EL RINCON DEL FORERO damos nuestro más sentido pésame a su familia y a toda la familia txuri urdin. EL RINCON DEL FORERO reproduce de nuevo su biografía que publicamos el 9 de abril de 2009

Elias Kerejeta-cine 2

Nombre completo: Elías Kerejeta Garate.

Nombre futbolístico: Elías Kerejeta.

Demarcación: Delantero.

Fecha de nacimiento: 27 de Octubre de 1.934.

Lugar de nacimiento: Hernani.

SU CARRERA:

Elías fue delantero del primer equipo Juvenil de la Real que quedó subcampeón estatal en su estreno, tras perder la final con el Atlético de Madrid, en la temporada 1.951/52. En la temporada siguiente, jugó en el también nuevo equipo de categoría Regional e incluso de butó con el primer equipo, en Primera división, con tan sólo 18 años.

La temporada 1.953/54 fue cedido al Eibar dentro del convenio de colaboración que había entre ambos equipos. Volvería en la temporada 1.955/56. Renovó por tres años al término de la campaña 1.956/57, pero, a pesar de ser un jugador importante, no llegó a cumplir ese contrato.

El fútbol dejó de ilusionarle y buscó otros horizontes en el campo cinematográfico. Casi todos conocemos su biografía como director de cine, guionista y productor, así que como este no es el lugar, ni el momento, esa faceta de su vida lo dejaremos para otro capítulo.

Elías desde joven era muy inquieto, incluso cuando jugaba en la Real compatibilizó el deporte, con sus estudios de Químicas y Derecho.

De la carrera como futbolista de Elías es recordado principalmente un gran gol que marcó el 9 de octubre de 1955 en Atotxa al Real Madrid de Di Stefano y compañía. La prensa de entonces lo describía así:

“Pero en el minuto 42 surge el unico gol de la tarde, que valdría dos puntos a la Real Sociedad. Y ¡qué gol! Inicia el avance Paz desde el centro del campo por la banda izquierda a Igoa, éste 1e devuelve medida la pelota y se la sirve en bandeja a Querejeta.

El péqueño realista se filtra entre Navarro y Marquitos y cuando sale Alonso con serenidad y habilidad de maestro, le cuela la pelota por el ángu1o. Enorme explosión de entusiasmo en los graderíos, con agitar de pañuélos, mientras Querejeta era estrujado por sus compañeros.”

UNA ANECDOTA FUTBOLISTICA

Hace un par de años, Elías descubrió esta anécdota vivida por él y por el grandísimo actor donostiarra de adopción, Alfredo Landa:

“Jugábamos un partido de fútbol entre colegios, en Donosti. Alfredo me marcaba y me dio todas las patadas del mundo. Cuando pitaron un penalti a nuestro favor, él me pidió que no lo metiera, pero lo metí”, explicó Kerejeta, que después comprobó cómo Landa todavía no se lo ha perdonado.

Como final de esta breve biografía futbolística de Elias Kerejeta, transcribo unas líneas, que el propio Elías dedicó al fútbol, tras retirarse para dedicarse al cine:

“Siento el fútbol y me gusta como al que más. Es, sin duda, el deporte de equipo mejor concebido y reglamentado. Es el más bello y el más emocionante, pero despues de jugar año tras año, llega un momento en el que uno piensa que hay que descubrir que hay mayores aspiraciones que son incompatibles con el fútbol. Para rendir al máximo cada Domingo y cumplir con las obligaciones con club, equipo y público, se ha de ser un auténtico esclavo. Y no me refiero a las diarias horas de entrenamiento, sino también a todas las restantes del día, en las que espiritual y mentalmente tienes que estar ligado a los intereses del club”.

JUGANDO EN LA PLAYA CON ZAPATILLAS

El gen artístico de la Real Sociedad de Fútbol, quizá trabado desde el ayer al futuro por los versos de su fanático Gabriel Celaya, llegó a la década posterior en un flacucho rubiato y con algo de demonio cuando viajaba por el extremo camino de la puerta rival. Que Elías era diferente a toda la chavalería asomaba al primer golpe de ojo, y no había más que bajar a la playa para notarlo. Todos los chavales jugaban descalzos importantísimos partidos de fútbol, y a él le dejaban salir con zapatillas porque tenía los pies delicados. Tras el ardoroso combate venía el tercer tiempo: todos al mar. Menos Elías, que de la tropa entera era el único que no sabía nadar.

Los gallitos de los duelos playeros eran los porteros, como el hermano de Elías, que además jugaba a pelota mano y hacía tirabuzones en el aire. Y también los chutadores: quien más fuerte le daba al balón se llevaba los honores, qué bueno es, qué bueno es. Elías se divertía en otra clave: regateaba, buscaba al adversario y le escondía la pelota para enseñársela luego, ya superado. En lugar del gorrazo descarado para ponerla en la olla y a chocar. Era muy partidario del pase exacto, delicado y por abajo. Y el centro desde la esquina, no frontal.

Su picaresca llenaba el ojo del paseante avisado más que del habitual seguidor de los partidos en marea baja. A los primeros, con palco en el estadio de Atocha, pertenecía el abuelo de los Querejeta que acababa de ver al rubio desde el pretil del Paseo. “He visto a uno rubio que lo borda, un diablo flaco, listo, pequeñín… podía con todos, va a ser futbolista fijo.” ¿Rubio, flaco, listo, pequeñín? Elías, ese es Elías, el nieto. Qué va a ser Elías. En ese momento apareció por el pasillo con las alpargatas llenas de arena el único jugador de la playa que no sabía nadar, rubio, flaco, pequeñín. Desde ese día, Elías Querejeta fue el nieto preferido del abuelo. Tampoco falló en su pronóstico el patriarca y con 18 años se puso la camiseta blanquiazul de la Real, a mayor honra del apellido que aún a día de hoy no entiende mayor gloria si de balompié se trata.

Elías Querejeta jugó 41 partidos en la Real y marcó 6 goles. El promedio es bueno para un extremo; los partidos no muchos, pues están diseminados en 5 años, pero se entiende mejor al saber que mientras jugaba estudió dos carreras, Químicas y Derecho, con exámenes en Murcia y pelea con un catedrático que le acusó falsamente de copiar. Aquí el único que miente es usted si dice que copio. Y le expedientaron, claro, menuda era por entonces la autoridad competente.

Elias Kerejeta 1

SEIS GOLES CON LA REAL SOCIEDAD, PERO ESCOGIDOS

Los goles, eso sí, fueron escogidos: le marcó al Barcelona y le marcó al Madrid. A los blancos en Atocha para darle la victoria a la Real. Si el tanto lo hubiera hecho Marsal o cualquiera de los de enfrente lo veríamos de cuando en cuando en infografía con colorines: Elías Querejeta pensó que el rincón por el que avanzaba era de arena y al otro lado el mar. Fue driblando madridistas, uno, dos, hasta cuatro; legó al área pequeña por el costado y encaró a Juanito Alonso, el portero; ahí tenía un problema: Juan Alonso Adelarpe era de Fuenterrabía y portero de playa, así que podía estar pensando lo mismo que él y taparle el hueco. Decidió arriesgar, amagó el disparo y Juanito dejó un resquicio; por allí, despacito despacito, entró la pelota que se quedó dormida en el lateral contrario. Cuando el 7 de la Real Sociedad volvió la cabeza a la grada vio como la cuadrilla alzaba en hombros a Francis Querejeta, hermano del autor. Que detrás de la jugada había un artista lo adivinó uno calvo del Madrid que le espera en el centro del campo para reanudar el juego: qué golazo, pibe. Le dijo. Era Di Stéfano.

No mucho después la Real visitó a Osasuna en uno de esos día inhóspitos para el jugador fino, que si viento, que si barro, que si el balón pesado de tanta agua, que si como meten estos navarros. El extremo de la Real que, contra lo presumible de sus 23 años, ya tenía otros sueños distintos a la pelota entre el corazón y el escudo, salió podo contento del campo de San Juan. Al día siguiente abrió la Hoja del Lunes que recibía la crónica desde Pamplona. De Querejeta decía secamente: estuvo pundonoroso. ¿Pundonoroso? ¿Yo pundonoroso? Y se retiró del fútbol.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

– Categorías inferiores Real Sociedad.

– Real Sociedad, 1.952 / 1.958.

Temporada inicial: 1.952 / 1.953.
Debut en la Real: 5 de Abril de 1.953, Sporting de Gijón.
Partidos jugados: 41.
Goles en la Real: 6.
Temporada final: 1.957 / 1.958.

– S. D. Eibar, cedido, 1.953/ 1.955.

por JOXEBI

“Fundazio eguna” de la Real Sociedad en Zubieta

La fiesta txuri urdin de la “Fundazio eguna” de la Real Sociedad, aunque pasada por agua, generó un gran ambiente en Zubieta:

Marcelo Bielsa se despide del Athletic más mirando abajo que de frente

El entrenador argentino Marcelo Bielsa deja el Athletic. ¿O habría que decir que es el Athletic el que le deja a él?. Lo cierto es que ni el presidente del club, Urrutia, ni desde Ibaigane, nadie ha dicho nada de los motivos de la despedida de Bielsa. Estaba claro desde hace unos meses que el desencuentro entre directiva y entrenador era palpable, y no precisamente por los resultados del equipo. Se va un buen entrenador. De fútbol ha demostrado que sabe mucho.

Bielsa deja a la afición rojiblanca con más miradas hacia abajo que de frente. Era su manera de hablar. Huidiza, temerosa, pensante, dubitativa o clarificadora. Serio la mayor parte de las ruedas de prensa, hubo momentos en los que se le pudo ver que también sabía sonreir, ironizar, y no solo eso, ¡haciendolo mirando de frente!. Algo inusual en él.

Fueron 25, los aficionados del Athletic los que se dirigieron a la sede de Ibaigane para mostrar su protesta por la marcha de Marcelo Bielsa. Más que marcha, despedida. Porque no se sabe si él se quería ir, o le echaron. Los aficionados colocaron sendas pancartas en las verjas de Ibaigane.

por JOXEBI

La comunidad levantina ya tiene cuatro equipos en Primera División y la madrileña podría sumar cinco

villarreal-almeria

Con el ascenso del Elche hace ya unas semanas a la Primera División, y el logrado ayer por el Villarreal al imponerse (1-0) en un dramático partico jugado ante un rival, el Almería, que de haber sumado los tres puntos, hubieran sido los andaluces los que lograran esa plaza, la comunidad levantina tiena cuatro equipos en la máxima categoría, ya que se suman al Valencia y al Levante.

alcorcon 1

Y la comunidad madrileña tiene la opción de lograr su quinto equipo en Primera División, ya que por segunda temporada consecutiva, el Alcorcón se ha casificado para el play off de ascenso, que dará la última plaza de lograr la tercera plaza ppor la que se accede a Primera División. De lograrlo se sumaría al Real Madrid, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano y Getafe. Pero para ello ha de pasar la primera eliminatoria ante el Girona, y medirse posteriormente al que venza en la que enfrente al Almería y Las Palmas. El primera paso lo darán los equipos el próximo miércoles y a la siguiente semana, el encuentro de vuelta.

Para los aficionados txuri urdin y única y exclusivamente pensando en el desplazamiento más corto, le interesa que ascienda el Alcorcón, ya que los otros tres equipos están a muchos más kilómetros de distancia.

por JOXEBI

Carlos Martinez y Antoine Griezmann en el mejor once de la UEFA

carlos martinez y antoine griezmann

La página web del organismo europeo ha elegido al mejor once de la Liga española en el que hay dos jugadores de la Real Sociedad; Carlos Martinez y Antoine GRiezmann. A ellos se suman 4 del Atletico de Madrid, dos de Real Madrid y Barcelona y una del Málaga.

El mejor once de l aUEFA de la liga español esta conformado por: La defensa de cuatro estaría compuesta por el txuri urdin Carlos Martínez, el madridista Sergio Ramos y los rojiblancos Joao Miranda y Filipe Luis.

En el centro del campo, encontramos la presencia del barcelonista Andrés Iniesta y de dos jóvenes valores que han cuajado una gran campaña: Isco, del Málaga, y Antoine Griezmann. Y en ataque, el tridente que ha copado las tres primeras posiciones en la lista de máximos goleadores: el argentino Leo Messi, el portugués Cristiano Ronaldo y el colombiano Radamel Falcao.

por JOXEBI