Fallece el ex-jugador txuri urdin y director de cine Elias Kereketa

El que fuera delantero de la Real Sociedad y director de cine, Elias Kerejeta, ha fallecido hoy a los 78 años de edad. Desde EL RINCON DEL FORERO damos nuestro más sentido pésame a su familia y a toda la familia txuri urdin. EL RINCON DEL FORERO reproduce de nuevo su biografía que publicamos el 9 de abril de 2009

Elias Kerejeta-cine 2

Nombre completo: Elías Kerejeta Garate.

Nombre futbolístico: Elías Kerejeta.

Demarcación: Delantero.

Fecha de nacimiento: 27 de Octubre de 1.934.

Lugar de nacimiento: Hernani.

SU CARRERA:

Elías fue delantero del primer equipo Juvenil de la Real que quedó subcampeón estatal en su estreno, tras perder la final con el Atlético de Madrid, en la temporada 1.951/52. En la temporada siguiente, jugó en el también nuevo equipo de categoría Regional e incluso de butó con el primer equipo, en Primera división, con tan sólo 18 años.

La temporada 1.953/54 fue cedido al Eibar dentro del convenio de colaboración que había entre ambos equipos. Volvería en la temporada 1.955/56. Renovó por tres años al término de la campaña 1.956/57, pero, a pesar de ser un jugador importante, no llegó a cumplir ese contrato.

El fútbol dejó de ilusionarle y buscó otros horizontes en el campo cinematográfico. Casi todos conocemos su biografía como director de cine, guionista y productor, así que como este no es el lugar, ni el momento, esa faceta de su vida lo dejaremos para otro capítulo.

Elías desde joven era muy inquieto, incluso cuando jugaba en la Real compatibilizó el deporte, con sus estudios de Químicas y Derecho.

De la carrera como futbolista de Elías es recordado principalmente un gran gol que marcó el 9 de octubre de 1955 en Atotxa al Real Madrid de Di Stefano y compañía. La prensa de entonces lo describía así:

“Pero en el minuto 42 surge el unico gol de la tarde, que valdría dos puntos a la Real Sociedad. Y ¡qué gol! Inicia el avance Paz desde el centro del campo por la banda izquierda a Igoa, éste 1e devuelve medida la pelota y se la sirve en bandeja a Querejeta.

El péqueño realista se filtra entre Navarro y Marquitos y cuando sale Alonso con serenidad y habilidad de maestro, le cuela la pelota por el ángu1o. Enorme explosión de entusiasmo en los graderíos, con agitar de pañuélos, mientras Querejeta era estrujado por sus compañeros.”

UNA ANECDOTA FUTBOLISTICA

Hace un par de años, Elías descubrió esta anécdota vivida por él y por el grandísimo actor donostiarra de adopción, Alfredo Landa:

“Jugábamos un partido de fútbol entre colegios, en Donosti. Alfredo me marcaba y me dio todas las patadas del mundo. Cuando pitaron un penalti a nuestro favor, él me pidió que no lo metiera, pero lo metí”, explicó Kerejeta, que después comprobó cómo Landa todavía no se lo ha perdonado.

Como final de esta breve biografía futbolística de Elias Kerejeta, transcribo unas líneas, que el propio Elías dedicó al fútbol, tras retirarse para dedicarse al cine:

“Siento el fútbol y me gusta como al que más. Es, sin duda, el deporte de equipo mejor concebido y reglamentado. Es el más bello y el más emocionante, pero despues de jugar año tras año, llega un momento en el que uno piensa que hay que descubrir que hay mayores aspiraciones que son incompatibles con el fútbol. Para rendir al máximo cada Domingo y cumplir con las obligaciones con club, equipo y público, se ha de ser un auténtico esclavo. Y no me refiero a las diarias horas de entrenamiento, sino también a todas las restantes del día, en las que espiritual y mentalmente tienes que estar ligado a los intereses del club”.

JUGANDO EN LA PLAYA CON ZAPATILLAS

El gen artístico de la Real Sociedad de Fútbol, quizá trabado desde el ayer al futuro por los versos de su fanático Gabriel Celaya, llegó a la década posterior en un flacucho rubiato y con algo de demonio cuando viajaba por el extremo camino de la puerta rival. Que Elías era diferente a toda la chavalería asomaba al primer golpe de ojo, y no había más que bajar a la playa para notarlo. Todos los chavales jugaban descalzos importantísimos partidos de fútbol, y a él le dejaban salir con zapatillas porque tenía los pies delicados. Tras el ardoroso combate venía el tercer tiempo: todos al mar. Menos Elías, que de la tropa entera era el único que no sabía nadar.

Los gallitos de los duelos playeros eran los porteros, como el hermano de Elías, que además jugaba a pelota mano y hacía tirabuzones en el aire. Y también los chutadores: quien más fuerte le daba al balón se llevaba los honores, qué bueno es, qué bueno es. Elías se divertía en otra clave: regateaba, buscaba al adversario y le escondía la pelota para enseñársela luego, ya superado. En lugar del gorrazo descarado para ponerla en la olla y a chocar. Era muy partidario del pase exacto, delicado y por abajo. Y el centro desde la esquina, no frontal.

Su picaresca llenaba el ojo del paseante avisado más que del habitual seguidor de los partidos en marea baja. A los primeros, con palco en el estadio de Atocha, pertenecía el abuelo de los Querejeta que acababa de ver al rubio desde el pretil del Paseo. “He visto a uno rubio que lo borda, un diablo flaco, listo, pequeñín… podía con todos, va a ser futbolista fijo.” ¿Rubio, flaco, listo, pequeñín? Elías, ese es Elías, el nieto. Qué va a ser Elías. En ese momento apareció por el pasillo con las alpargatas llenas de arena el único jugador de la playa que no sabía nadar, rubio, flaco, pequeñín. Desde ese día, Elías Querejeta fue el nieto preferido del abuelo. Tampoco falló en su pronóstico el patriarca y con 18 años se puso la camiseta blanquiazul de la Real, a mayor honra del apellido que aún a día de hoy no entiende mayor gloria si de balompié se trata.

Elías Querejeta jugó 41 partidos en la Real y marcó 6 goles. El promedio es bueno para un extremo; los partidos no muchos, pues están diseminados en 5 años, pero se entiende mejor al saber que mientras jugaba estudió dos carreras, Químicas y Derecho, con exámenes en Murcia y pelea con un catedrático que le acusó falsamente de copiar. Aquí el único que miente es usted si dice que copio. Y le expedientaron, claro, menuda era por entonces la autoridad competente.

Elias Kerejeta 1

SEIS GOLES CON LA REAL SOCIEDAD, PERO ESCOGIDOS

Los goles, eso sí, fueron escogidos: le marcó al Barcelona y le marcó al Madrid. A los blancos en Atocha para darle la victoria a la Real. Si el tanto lo hubiera hecho Marsal o cualquiera de los de enfrente lo veríamos de cuando en cuando en infografía con colorines: Elías Querejeta pensó que el rincón por el que avanzaba era de arena y al otro lado el mar. Fue driblando madridistas, uno, dos, hasta cuatro; legó al área pequeña por el costado y encaró a Juanito Alonso, el portero; ahí tenía un problema: Juan Alonso Adelarpe era de Fuenterrabía y portero de playa, así que podía estar pensando lo mismo que él y taparle el hueco. Decidió arriesgar, amagó el disparo y Juanito dejó un resquicio; por allí, despacito despacito, entró la pelota que se quedó dormida en el lateral contrario. Cuando el 7 de la Real Sociedad volvió la cabeza a la grada vio como la cuadrilla alzaba en hombros a Francis Querejeta, hermano del autor. Que detrás de la jugada había un artista lo adivinó uno calvo del Madrid que le espera en el centro del campo para reanudar el juego: qué golazo, pibe. Le dijo. Era Di Stéfano.

No mucho después la Real visitó a Osasuna en uno de esos día inhóspitos para el jugador fino, que si viento, que si barro, que si el balón pesado de tanta agua, que si como meten estos navarros. El extremo de la Real que, contra lo presumible de sus 23 años, ya tenía otros sueños distintos a la pelota entre el corazón y el escudo, salió podo contento del campo de San Juan. Al día siguiente abrió la Hoja del Lunes que recibía la crónica desde Pamplona. De Querejeta decía secamente: estuvo pundonoroso. ¿Pundonoroso? ¿Yo pundonoroso? Y se retiró del fútbol.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

– Categorías inferiores Real Sociedad.

– Real Sociedad, 1.952 / 1.958.

Temporada inicial: 1.952 / 1.953.
Debut en la Real: 5 de Abril de 1.953, Sporting de Gijón.
Partidos jugados: 41.
Goles en la Real: 6.
Temporada final: 1.957 / 1.958.

– S. D. Eibar, cedido, 1.953/ 1.955.

por JOXEBI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: