Porque el sentimiento por los colores de tu equipo no se pueden comprar: ¡SER TXURI URDIN GRABADO EN EL CORAZON!

sentimiento y futbol 1-asier illarramendi

Me gustaría que mis dedos pulsaran las teclas adecuadas para conseguir que uno de los nuestros, un corazón txuri urdin, siguiera siendolo. Porque esta carta abierta es en especial para Asier Illarramendi, pero lo es para todos los que pertenecen a la cantera txuri urdin, desde el que empieza a dar sus primeras patadas al balón en Zubieta, al que a su lado, a tan solo unos pocos metros ya juega en el primer equipo.

A pesar del dicho que con el dinero se consigue todo, no es cierto. Lo dicen los que creen que el dinero da la felicidad, mintiéndose a si mismos. Puede ayudar, pero no la da. La felicidad no se compra con dinero, aunque haya momentos en los que parezca que si lo hace. La felicidad se construye cada día, al dar el primer paso cuando te levantas de la cama y sabes que vas a hacer, con quien vas a hacerlo y porque y para que lo haces.

Cuando un niño empieza a dar patadas a un balón inconscientemente, empieza a sentir poco a poco que le gusta o no hacerlo. Si cada dia tiene más ganas de jugar a fútbol es que el sentimiento va arraigando en su interior. Y cuando entra a dar sus primeras lecciones en la cantera, de respeto, de conocimiento, va aprendiendo a formar parte de un grupo. Ya no es el solo el que juega. Lo hace con sus compañeros, con los que va a ir creciendo. Y cada día que desde pequeño, en Zubieta se pone esa camiseta txuri urdin, se le va pegando más y más a su cuerpo. Su corazon justo debajo del escudo, va tomando la forma de este, y se unen logrando ese sentimiento que crece cada día más.

La ilusión de los entrenamientos con tus compañeros, con los que vas creciendo, con los que compites, ganas y ries, pierdes y lloras, te va uniendo más a esa familia txuri urdin. Porque no solo creces en los campos. Tambien lo haces fuera de ellos, cuando con tus compañeros, tu familia, vas a ver a otros de los equipos de tu Real Sociedad.

primera real sociedad

La historia de la Real Sociedad comenzó en blanco y negro hace ya 104 años, y sigue creciendo gracias a esos niños que en la cantera hacen que la roca que se arranca de ella, se vaya puliendo para darle la forma de jugador. La Real Sociedad moldea a través de miles de horas a esos jugadores que acaban en el primer equipo, y que saben la importancia de llegar a pertenecer a un club cuyos colores recorren la sangre de todos los que aman al club. Ese es el sentimiento de todos los txuri urdin. La unión del grupo, los compañeros de equipo, los directivos y cuerpo técnico que siempre están a tu lado, el entorno de amigos y familia, de tu pueblo, tu barrio, de esas caras conocidas que te cruzas a diario y que te saludan por quien eres, por tu nombre, no por lo que eres, alguien importante, que algun dia dejara de serlo.

El tiempo no regresa jamás. Y las decisiones que tomemos no tienen marcha atrás. Elegir es renunciar. Y los días nos ponen en cada instante de nuestras vidas, permanentes situaciones en las que para hacer algo, tenemos que dejar algo. Pero en la balanza de Asier, y de todos los que pertenecen a la Real Sociedad, hay que sopesar más el valor de lo que posees para ser feliz, lo cercano a ti, lo cotidiano. Para disfrutar con el fútbol no hay que irse a un equipo grande. A veces un equipo humilde es capaz de plantar cara a los que con más dinero se creen superiores. Ellos no son un equipo. Pelean cada uno por su cuenta. Hoy están en ese equipo y mañana se irán a otro. La Real Sociedad es una familia, en la que siempre sabes lo que sientes tu y todos los que están a tu lado.

La historia de un jugador se edifica en su juego, en lo que le gusta hacer. Y para ello no es necesario ganar más o menos. La felicidad no la da el dinero, la da la gente que te rodea. La da el sentirte uno más con el resto de compañeros. Y eso no sucede en los equipos grandes, en los que cada uno va a lo suyo, piensa en su beneficio económico y deportivo. Es lo que pocos son capaces de entender. Solo los que han salido de ella. La cantera de Zubieta, forja jugadores que se han ido puliendo juntos, eliminando los restos de piedra innecesarios, para llegar a alcanzar esa forma pétrea que te lleva a ser la roca txuri urdin que unida hace que los corazones latan bajo un mismo sentimiento.

El fútbol no lo da el dinero. El fútbol, si te gusta, si lo amas, si lo unes a los colores de tu equipo, nunca te dejará solo. Y cuando cuelgues las botas, recordarás cada momento que disfrutaste en los partidos o sufriste peleando palmo a palmo con tus compañeros. Somos eso. Solo eso. Una cantera que produce unas piedras txuri urdin, que unidas hacen que se forme una montaña, que se mueve bajo un mismo sentimiento.

asier illarramendi

¡POR TI ASIER, Y POR TODOS LOS JUGADORES QUE LLEVAIS Y LLEVAREIS SIEMPRE EN VUESTROS CORAZONES, EN VUESTRA PELEA CON EL EQUIPO, EN ANOETA Y LEJOS DE ELLA, LA CAMISETA QUE FORMA PARTE DE VUESTRA PIEL TXURI URDIN!. ¡NOS VEMOS EN LA PREVIA DE LA CHAMPIONS, EN LA LIGA Y EN LA COPA!.

por JOXEBI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: