La mejor pareja de centrales

Seguimos eligiendo el mejor once de la historia de la Real Sociedad. Arkonada va ganando como el mejor portero (podéis seguir votando por él en su post o en los foros), y durante los dos últimos encuentros en casa hemos hecho entrevistas para elegir a la mejor pareja de centrales de la historia de la Real. Recordamos que en la votación para el mejor portero gana Arkonada.

Cada aficionado eligió dos centrales, y los dos más votados formarán la mejor pareja de centrales para el Once del Centenario de la Real Sociedad.

Estos son los resultados hasta el momento:

  • Kortabarria 47 puntos
  • Gorriz 31 puntos
  • Gajate 25 puntos
  • Julio César 6 puntos
  • Martínez, Ansola, Schurrer, Eguskiza, Labaka, Gómez, Boris, Pikabea: 2 puntos
  • Kwarme, Larrañaga, Ramírez, Guruzeta, Gorriti: 1 punto

Podéis seguir votando tanto aquí, comentando esta entrada, como en los foros o en el email rivas.rincondelforero@gmail.com. También nos podéis enviar el 11 completo (con sistema 4-4-2) y contaremos vuestros votos.

por RIVAS

Historia Centenaria de la Real (1.932-1.933)

TEMPORADA 1932-1933: 6º POSICIÓN

“LA SALVACIÓN LLEGÓ CON LA PRIMERA VICTORIA EN SAN MAMÉS”.

Segundo año de Harry Lowe en el banquillo, y segundo año consecutivo rozando el infierno.

Así, se puede definir la liga de 1933, en el que la Real Sociedad al igual que ocurrió en 1932, tuvo que sufrir casi hasta el final para lograr la permanencia.

Sin embargo, si yo hubiera vivido esta primera etapa de la Real en Primera División (entre 1928 y 1935), sin duda el año que mejor me lo hubiera pasado habría sido 1933, porque cómo iremos analizando al final de temporada se produjeron sorpresas muy agradables.

La Real tuvo que padecer un curioso calendario que le hizo enfrentarse ni más ni menos que a Barcelona y Real Madrid en las dos primeras jornadas de liga, aunque la Real dio la cara y sacó un punto en esos dos primeros partidos:

1- Un meritorio 2-2 en Atotxa ante el Barcelona en un partido que se jugó con un diluvio en San Sebastián con dos goles de Kiriki (el 2-2 en el 89) que había vuelto a la Real

2- Un engañoso 6-2 en el Bernabeú, ya que en el minuto 80, la Real ganaba 1-2 al Real Madrid pero en diez minutos, los merengues nos metieron 5 goles.

A medida que avanzaba la liga, se podría observar que la Real ya no era un equipo de la clase alta del fútbol español, sino un equipo de la zona media-baja que tenía en mente tan sólo la supervivencia entre los 10 mejores equipos españoles.

Así, en los primeros 8 partidos,la Real sólo ganó dos (en Atotxa ante Alavés y Valencia), cayendo con estrépito en todos sus viajes (Villamarín, Sarriá, Santander), siendo la derrota más dolorosa, el 7-1 que recibimos en el Sardinero ante el Racing.

Una importante victoria en el último partido de la 1º Vuelta en Atotxa, ante el Arenas de Getxo por 2-1, nos daba cierto respiro en la clasificación.

Los donostiarras eran 6º con tres puntos de ventaja sobre el colista Alavés

Parecía que la salvación estaba bien encaminada pero el lamentable inicio de la Segunda Vuelta con un punto en cuatro partidos nos hizo temer lo peor:

1- Una honrosa derrota 3-2 en el Nou Camp ante el Barcelona

2- Una derrota en Atotxa por 1-2 ante el Real Madrid, con dos goles de Luis Regueiro que había abandonado en Irún pero que ahora también en Madrid no se olvidaba de meternos goles.

3- Un triste 2-2 en Atotxa contra un rival directo como era el Betis

4- Una preocupante derrota por 1-0 en Vitoria ante el Alavés, con un gol de Undabarrena a falta de tan sólo 11 minutos.

La Real era capaz de jugar partidos igualados pero había entrado en una peligrosa dinámica perdedora.

Así en la jornada 13 (a falta de tan sólo 5 partidos para acabar la liga), la Real era penúltima en la clasificación, con sólo 2 puntos de ventaja sobre el Alavés (último) que estaba crecida de habernos ganado una semana antes.

Las alarmas estaban encendidas en San Sebastián, pero una vez más, nuestro equipo iba a sacar lo mejor de sí mismo, para evitar caer al pozo.

En la jornada 14, la Real recibía al siempre difícil Español, y los blanquiazules heridos en su orgullo, ganaron 6-1 (hat –trick de Urtizberea) aunque el Alavés también ganó y el abismo seguía a tan sólo dos puntos.

Y así llegamos al 5 de Marzo de 1933, día que quedará grabado como uno de los más felices de la historia de la Real Sociedad.

Los txuri urdin debían rendir visita a San Mamés, con la soga al cuello (a 2 puntos del descenso con sólo cuatro partidos por delante).

Enfrente, un Athletic que estaba luchando mano a mano con el Real Madrid por el título de liga y que en la ida nos había ganado 2-4 en Atotxa.

La Real tuvo que soportar las burlas de parte de la afición bilbaína pero nuestro pequeña Real iba a dar el gran golpe en Bilbao.

En el minuto 5, el joven Urtizberea helaba San Mamés, consiguiendo el 0-1, aunque poco después (minuto 18), Bata empataba para los leones.

Los minutos pasaban y la Real muy fuerte en defensa mantenía el 1-1 sin problemas.

Y en la segunda parte, en el minuto 60, de nuevo Urtizberea dejaba atónita a la grada rojiblanca marcando el 1-2 que sería definitivo.

Por primera vez desde que se creó la liga, la Real había ganado en San Mamés y esta victoria tuvo un doble efecto:

1- Prácticamente garantizar la permanencia en Primera de la Real

2- Acabar con el sueño bilbaíno de ganar la liga, que se iba por segundo año consecutivo a las vitrinas del Real Madrid.

Tras años y años de desprecio, por fin, el Athletic recibía su merecido.

La Real demostraba que no tenía que envidiar nada de nadie y que podía pasear con orgullo su nombre.

Tras esta inolvidable victoria en San Mamés (1-2), la Real consiguió empatar a 2 en Valencia, aunque la salvación matemática llegaría en la penúltima jornada en otro partido que pasará a la historia de la Real Sociedad.

El 19 de Marzo de 1933, la Real recibía en Atotxa al Racing de Santander que en 1931 había acabado con nuestro sueño de ganar la liga y pocos meses antes nos había metido 7 goles.

En un partido memorable, la Real consiguió la mayor goleada de toda su historia liguera al vencer por 8-0 al Racing con una grada entregada y feliz.

Urtizberea que hizo una temporada para enmarcar marcó 5 goles, y los otros 3 goles se los repartieron Tolete, Chivero y Aldazábal.

Desde entonces, la Real no ha vuelto a ganar nunca un partido liguero por ocho goles de diferencia

La Real sellaba así su permanencia en Primera de la mejor de las maneras posibles:

1- Con una victoria en San Mamés cuando nadie se lo esperaba

2- Con la mayor goleada de nuestra historia.

El equipo condenado a bajar a Segundo en 1933, fue el Alavés que tuvo su última oportunidad en la última jornada ante el Valencia en Vitoria, pero el empate a 1 final dio la salvación a los chés y el castigo del descenso a los babazorros.

Volviendo a la Real si hay un jugador que destacó por encima de todos en 1933, ese fue el joven Urtizberea, que en principio partía de suplente y que marcó la escalofriante cifra de 12 goles en 8 partidos (1,5 goles por partido).

Si llega a jugar más partidos, podría haber luchado por el trofeo Pichichi (quedó a tan sólo 4 goles de los 16 que consiguió el madridista Olivares).

Gracias a los goles de Urtizberea, la Real consiguió seguir un año más entre los mejores.

En cuanto a la Copa del Rey de 1933, la Real volvió a las andadas y no estuvo a la altura de lo que se le presupone a un equipo de Primera.

Cayó en 16º de Final ante un Segunda División, como era el Sporting de Gijón (2-2 en Atotxa y 4-2 en el Molinón).

En resumen, la temporada 1932-1933, a pesar de que no pasará a la historia, sí tuvo ciertas dosis de alegría que nos dejaron un sabor agradable en nuestra boca.

CLASIFICACIÓN DE LA TEMPORADA 1932-1933

Puesto

Equipo

J

G

E

P

GF

GC

DG

PTS.

1

Real Madrid

18

13

2

3

49

17

32

28

2

Athletic de Bilbao

18

13

0

5

63

30

33

26

3

Espanyol

18

10

2

6

33

30

3

22

4

FC Barcelona

18

7

5

6

42

34

8

19

5

Real Betis

18

6

5

7

31

45

-14

17

6

Donostia FC

18

6

3

9

41

47

-6

15

7

Arenas de Guetxo

18

5

4

9

39

44

-5

14

8

Racing de Santander

18

6

2

10

47

58

-11

14

9

Valencia CF

18

4

5

9

34

53

-19

13

10

Deportivo Alavés

18

5

2

11

21

42

-21

12

Historia centenaria de la Real Sociedad (1.931-1.932)

TEMPORADA 1931-1932: 8ª POSICIÓN

“LLEGA LA REPÚBLICA: AGUR REAL, KAIXO DONOSTIA”.

Septiembre de 1931. Desaparece la Monarquía y se instaura la República.

España experimenta un enorme cambio político que afectaría a todos los ámbitos, incluidos el fútbol, aunque para la Real no fue un buen cambio.

Con la abolición de los símbolos monárquicos, la Real debe cambiar su nombre, y pasa a llamarse Donostia (así será denominado hasta el fin de la Guerra Civil en 1939 momento en el que recuperará para siempre el nombre de Real Sociedad), aunque nosotros seguiremos hablando de la Real.

Benito Díaz tiene que abandonar el país, y la Real debe buscar un nuevo entrenador siendo el elegido, el inglés Harry Lowe (ex capitán del Birmingham Ciy) que desgraciadamente no le iba a llegar a la suela de los zapatos al bueno del Tío Benito.

Y así, la Real con un nuevo nombre, un nuevo entrenador y un nuevo portero (el mítico Eizaguirre se había retirado y dejaba su puesto al joven Beristain) se preparaba para una nueva temporada con el listón tan alto que había dejado la maravillosa campaña pasada.

Y como muchos se temían, la Real iba a sufrir de lo lindo, pasando de ser candidato al título, a tener que luchar por la supervivencia en Primera División que no llegaría hasta la penúltima jornada.

A pesar de todo, el inicio de la liga 31-32 fue bastante bueno ya que a pesar de caer en las dos primeras jornadas (ante Arenas y R.Madrid que por fin pudo ganarnos en Donosti), la Real fue capaz de encadenar tres victorias consecutivas:

1- Un 1-2 ante el Alavés en Mendizorrotza.

2- Un espectacular 7-1 ante el recién ascendido Valencia que por entonces no era todavía un grande

3- Una manita (5-0) al Real Unión al que tantas ganas teníamos.

Así, la Real en la 5ª Jornada, ocupaba una decorosa 4º Posición a tan sólo dos puntos del líder Athletic y a un sólo punto de Barsa y Madrid.

Pero todo era un espejismo. Quedaban 13 jornadas y la Real esta vez no iba a estar arriba.

Harry Lowe no era Benito Díaz y pronto se empezaron a notar las carencias técnicas del equipo.

Cuatro derrotas consecutivas, entre ellas dos humillantes precisamente ante los dos equipos que acabaron con nuestro sueño liguero en 1931: el Athletic (5-1 en San Mamés), y el Racing (1-5) en Atotxa, dejaron patente que el lugar de la Real en 1932, era subsistir como pudiera en Primera División.

La Real llegaba al final de la 1ª Vuelta con los peores números desde que se creó la liga: 3 victorias y 6 derrotas, en antepenúltima posición (8º) y con sólo un punto más que el último, el Real Unión que ocupaba zona de descenso.

Pero en la 2ª Vuelta, la Real conociendo las limitaciones que tenía en 1932, adoptó una estrategia: ser fuertes en Atotxa para salvar el pellejo y así lo hizo.

Uno tras otro fueron cayendo todos los rivales que pasaban por Atotxa:

1- Un tremendo 7-0 al Arenas de Getxo

2- Un claro 4-1 ante el Alavés en un duelo directo para la permanencia

3- Un gran 3-2 ante el Athletic en el mejor partido que se le recuerda a Cholín que hizo un hat-trick y nos hizo vivir el mejor partido de 1932 para la Real

Sin embargo, fuera de casa, el equipo no daba una a derechas y caía en todos los campos (Irún, Valencia, Santander………….) y eso unido a los pésimos números de la Primera Vuelta ponían a la Real en una situación delicada.

De este modo, tras la derrota en el Sardinero, la Real afrontaba las dos últimas jornadas en 8ª Posición, con 3 puntos de ventaja sobre el colista Alavés.

Hacía falta al menos un punto en las dos últimas jornadas para evitar males mayores y los últimos dos partidos eran en casa ante Barcelona y Español

En la penúltima jornada, Atotxa vistió sus mejores galas para buscar ese punto que nos diera la permanencia pero enfrente estaba el poderoso Barcelona.

La Real perdió 0-1 con gol de Piera, pero la derrota del Alavés en Valencia por 5-1 daba la salvación matemática al equipo donostiarra y todos podíamos respirar tranquilamente.

Al final saltaría la sorpresa en la última jornada, ya que el Alavés al que todos daban por muerto lograba la permanencia en detrimento del Real Unión de Irún, al vencerle por 1-0 en un partido a vida o muerte que se jugó en Mendizorrotza

El Real Unión caía así en 1932 al pozo de la Segunda División y la Real Sociedad se convertía de este modo, en el único equipo guipuzcoano en la máxima categoría del fútbol estatal.

El Real Madrid conquistaba su primera liga y pronto se convertiría en auténtico dominador del fútbol español.

El máximo goleador de la Real por tercera temporada consecutiva fue Cholín que marcó 11 goles, por 8 de Bienzobas y 7 del joven Insausti.

Entre los tres, marcaron 26 de los 31 goles que marcó la Real durante aquella temporada (la escalofriante cifra del 84% de los goles realistas)

Esta fue la última temporada de Paco Bienzobas que abandonaba la práctica del fútbol, quedando su recuerdo en el corazón de todos los realistas.

Bienzobas fue el primer pichichi de la liga (en 1928) y también pasará a la historia por haber fallado tan sólo un penalti en toda su vida deportiva.

Años más tarde, se convertiría en árbitro de fútbol (ver para creer).

Si la liga de 1932, tuvo un claro sabor amargo para la Real (con la excepción del 3-2 al Athletic y los 7 goles que le metimos al Valencia), la Copa del Rey de 1932 sí fue un pequeño consuelo para la Real, que tras tres temporadas decepcionantes, en 1932, hicieron un papel más que digno.

En 16º de Final, la Real eliminó al difícil Sevilla que a pesar de estar en Segunda Divisón, era un rival respetable (3-2 en Sevilla y 2-0 en San Sebastián).

En 8 de Final, el bombo era benévolo con la Real al que le tocó en fortuna el limitado Castellón, al que la Real destrozó sin piedad (2-3 en Castalia y un espectacular 8-1 en Atotxa).

Ya en 4º de Final, una vez más, aparecía nuestro fantasma copero el Barcelona que una vez más enterreba nuestro sueño pero tuvo que sudar sangre para hacerlo.

En la ida, la Real conseguía una honrosa derrota mínima en el Nou Camp (1-0) y las espadas estaban en todo lo alto para la vuelta en Atotxa

La Real llegó a igualar la eliminatoria, pero el Barcelona consiguió finalmente empatar a 1 en Atotxa sellando su pase a semifinales y eliminando un año más a la Real.

Fue una pena, porque de habernos clasificado, el rival en semifinales, hubiera sido el Celta de Vigo (asequible) y era bastante probable haber podido llegar a la final y jugarnos el título con el Athletic.

De todos modos, la buena participación copera, no podía esconder que la Real en 1932, había perdido el caché que había ganado en los tres primeros años con Benito Díaz

La Real había pasado de luchar con Barcelona, Real Madrid y Athletic por el título a hacerlo por la permanencia con Alavés y Real Unión.

Empezábamos a ver las orejas al lobo, que al final llegaría en 1935, pero lo que pasó en 1932, fue un toque de atención, que creo que no supo interpretar bien la directiva realista.

A pesar de la mala temporada, el británico Harry Lowe continuaría en su puesto, y ese fue un error histórico. El tiempo así lo dijo.

CLASIFICACIÓN DE LA TEMPORADA 1931-1932

Puesto

Equipo

J

G

E

P

GF

GC

DG

PTS.

1

Real Madrid

18

10

8

0

37

15

22

28

2

Athletic de Bilbao

18

11

3

4

47

23

24

25

3

FC Barcelona

18

10

4

4

40

26

14

24

4

Racing de Santander

18

7

6

5

36

35

1

20

5

Arenas de Guetxo

18

7

3

8

35

42

-7

17

6

Espanyol

18

7

1

10

34

39

-5

15

7

Valencia CF

18

6

3

9

38

47

-9

15

8

Donostia FC

18

7

0

11

38

35

3

14

9

Deportivo Alavés

18

5

1

12

22

44

-22

11

10

Real Unión de Irún

18

4

3

11

24

45

-21

11

por JUANJO82

Historia Centenaria de la Real Sociedad (1930-1.931)

TEMPORADA 1930-1931: 3º POSICIÓN

EL SUEÑO DE GANAR LA LIGA, SE ESFUMÓ POR UN TRIPLE EMPATE”

Para mi es muy triste, reconocer que en mi opinión una gran parte de la afición de la Real, desconoce que nuestro equipo del alma, estuvo a punto de convertirse en campeón de liga en 1931.

Todos tenemos en la memoria, los maravillosos años 80, pero también tenemos que conocer y respetar nuestro pasado y en 1931, un puñado de jugadores guipuzcoanos estuvieron a punto de tocar la gloria, algo que no llegaría hasta 50 años después (1981).

Tras las dos primeras experiencias ligueras, en general bastante satisfactorias había ilusión por ver qué sería capaz de hacer la Real esta temporada pero también cierta preocupación, porque el final de la liga 1929- 1930 había sido preocupante.

El inicio de la liga del 31, fue caótico, con un inesperado empate a 2 en Atotxa ante el recién ascendido Alavés, y un humillante 6-1 que nos endosó el Athletic en Bilbao.

Nadie imaginaba lo que estaba a punto de pasar.

La Real Sociedad se quitó todos los complejos y asombrando a toda España empezó a encadenar victoria tras victoria sin importar que fueran en Donosti o fuera.

De este modo, la Real consiguió 6 victorias seguidas que merece la pena recordar:

1- Un inolvidable 4-1 ante el Barcelona en Atotxa en las Navidades de 1930

2- Un 2-4 en Irún ante el Real Unión, para rendir viejas cuentas con dos goles en los últimos cinco minutos de Mariscal

3- Un épico 2-5 ante el Racing de Santander (rival directo para el título), remontando un 2-0 adverso, y con un Garmendia pletórico marcando dos goles en los últimos siete minutos

4- Un cómodo 3-1 ante el modesto Europa en Atotxa

5- Un meritorio 1-3 ante el difícil Arenas de Getxo remontando un 1-0 adverso con goles de Amadeo, Garmendia y Cholín.

6- Un recordado 2-1 ante el Real Madrid que por tercer año consecutivo hincaba la rodilla en San Sebastián. La Real remontó un 0-1 en contra y acabó ganando 2-1 con sendos goles de Bienzobas, el último a falta de tan sólo 8 minutos para el final.

Los seguidores de la Real se frotaban los ojos, porque su equipo parecía una máquina de hacer fútbol, venciendo ya no sólo al Barsa y al R. Madrid en Atotxa , sino que fuera de casa el equipo era capaz de ir a Irún, Getxo o Santander y ganar con una media de 4 goles por cada visita

La Real empezaba a dar pánico a los rivales.

Tras estas 6 victorias consecutivas, la Real era líder destacado de Primera División con dos puntos de ventaja sobre el Racing de Santander y tres puntos sobre el Athletic.

La racha triunfal acabó en la jornada 9, en la que la Real perdía en Sarriá ante el Español por 1-0 (con gol de Juve) en un partido muy duro.

Pero esta derrota no mermó la moral de los donostiarras, que en las siguientes dos semanas conseguirían vencer los derbys ante Alavés y Athletic.

Así, en Mendizorrotza, la Real ganaba 1-2 al Alavés de nuevo con un gol decisivo de Garmendia y la semana siguiente toda Gipuzkoa esperaba con ganas al Athletic de Bilbao.

Atotxa se vestía de gala. Era la jornada 11 y frente a frente los dos primeros de la clasificación: la Real con 15 puntos y el Athletic con 14.

En el recuerdo las últimos dos derrotas humillantes que había padecido la Real ante los leones por 1-7 y 6-1. Esta vez iba a ser diferente.

La Real Sociedad daba un paso de gigante para ganar la liga tras ganar por primera vez en nuestra historia al Athletic en partido de liga por un ajustado 1-0 en Atotxa.

Fue un típico derby de lucha que se decidió con un gol de Bienzobas en el minuto 28.

San Sebastián irradiaba felicidad. Habíamos ganado al Athletic y nos consolidábamos en el liderato con 17 puntos. La liga de 1931 parecía tener un dueño: la Real Sociedad.

Quedaban sólo 7 partidos y sacábamos 2 puntos al Racing de Santander (tenía que pasar por Atotxa) y 3 puntos al Athletic (dos partidos de ventaja).

Sin embargo, este dulce sueño no acabaría como todos deseábamos.

A la Real le entró el miedo escénico y llegó lo que todos temíamos: la crisis.

En los partidos que se disputaron entre la jornada 12 y la 15, la Real tiró la liga:

1- Una humillante derrota ante el Barcelona en el Nou Camp por 5-1 (se podía esperar la derrota pero no de esa forma).

2- Un sorprendente 3-3 en Atotxa ante el Real Unión, que por segundo año consecutivo, nos amargaba la fiesta en San Sebastián y con un Luis Regueiro que no se cansaba de marcar goles a la Real

3- Un inexplicable 4-7 ante el Racing de Santander en Atotxa: los más viejos del lugar siguen sin entender cómo la Real salió tan dormida y permitió que un rival para el título se pusiera ganando 0-4 en Atotxa para el minuto 22

4- Una sorprendente derrota 2-1 ante el humilde Europa (la Real estuvo ganando 0-1)

Un punto en cuatro partidos, hizo que la Real descendiera al tercer puesto, con los mismos puntos que el segundo (el Racing que nos había ganado el average con el increíble 4-7) y a dos puntos más average del nuevo líder: el Athletic.

Sin embargo, en la jornada 16, nuestro sueño resurgió de las cenizas tras la victoria de la Real por 4-1 ante el Arenas de Getxo y la derrota del Athletic por 2-4 en San Mamés ante el Real Madrid que dejaba la clasificación con un triple empate entre Athletic, Racing y Real Sociedad (por culpa del 4-7 ante el Racing la Real era tercera en el average).

No obstante, la penúltima jornada sería la definitiva.

La Real perdía como era de esperar por 2-0 en Chamartín ante el Real Madrid, el Racing perdía en Irún por 4-3, mientras que el Athletic ganaba 0-4 al Español cantando de este modo en Sarriá su segundo alirón de manera consecutiva.

En la intrascedente última jornada, la Real derrotaba 2-1 al Español y para más inri el Athletic perdía 1-2 ante el Real Unión.

La liga acababa con un triple empate entre bilbaínos, cántabros, y donostiarras, pero el título se iba para los del Botxo.

La Real que había sido campeona de invierno y había llegado a tener la liga en el bolsillo, se quedaba con las ganas y encima la ganaba nuestro eterno rival: el Athletic.

Y para más inri, al no poder participar el Athletic en un Torneo Internacional que se celebró en París en 1931, le dieron esa plaza al subcampeón de liga: el Racing

Para mi, la clave estuve en la derrota 4-7 ante el Racing. Un simple empate en Atotxa ante el Racing nos hubiera dado la liga pero aquel día tuvimos la pájara.

También, se puede echar la culpa al empate del Real Unión en Donosti o a la derrota ante el débil Europa, pero lo cierto es que no había nada que hacer. La liga se nos había ido.

En una temporada atípica en que Barcelona y Real Madrid hicieron el ridículo, la Real no supo aprovechar la oportunidad y al igual que al Racing le pudo la presión.

En última posición, acababa el Europa que ya no volvería más a Primera División, pero que en sus tres años de Primera siempre ganó a la Real en territorio catalán. Qué pena.

Ganar una liga es muy difícil, y la Real perdió una oportunidad de oro de hacerlo, pero la temporada que realizó en 1931 fue para enmarcar y recordarla para la eternidad.

Sin embargo, en la Copa del Rey de 1931, la Real tuvo una pésima participación, cayendo en 16º de Final ante el Betis (2º División), tras ser humillado en el Villamarín perdiendo 5-1

En la vuelta, la Real rozó la remontada pero sólo pudo ganar 4-1 y cayó eliminada.

De todos modos, el Betis fue la revelación copera llegando hasta la mismísima final.

Dos jugadores destacaron sobre los demás en aquel año 1931.

Cholín que fue el máximo goleador con 13 goles, y Bienzobas que marcó 10, aunque no habría que olvidarse de la revelación Garmendia (marcó 7 goles muchos de ellos decisivos) y Mariscal (5 goles).

A pesar de la retirada de Kiriki y Yurrita la Real seguía viva con jóvenes jugadores que seguián dejando bien alto el nombre de la Real

Benito Díaz seguía siendo nuestro respetado entrenador, aunque como luego veremos, razones políticas, le harían en breve, abandonar la Real.

En resumen, la temporada 1930-1931, fue una de las mejores campañas de toda la historia de la Real, y creo que todos aquellos que sentimos algo por este club llamado Real Sociedad tendríamos que recordar siempre este año 1931, como aquel en que un equipo modesto pero lleno de sueños que cumplir, hizo tambalear a todos los grandes y estuvo a punto de convertirse en el gran campeón.

Hubo que esperar muchos años a que se hiciera realidad esa utopía, pero los sueños cuando se persiguen acaban por cumplirse y 50 años después, llegaría la recompensa para la Real.

CLASIFICACIÓN DE LA TEMPORADA 1930-1931

Puesto

Equipo

J

G

E

P

GF

GC

DG

PTS.

1

Athletic Club

18

11

0

7

73

33

40

22

2

Racing de Santander

18

10

2

6

49

37

12

22

3

Real Sociedad

18

10

2

6

42

39

13

22

4

FC Barcelona

18

7

7

4

40

43

-3

21

5

Arenas de Getxo

18

8

2

8

35

38

-3

18

6

Real Madrid

18

7

4

7

24

27

-3

18

7

Real Unión

18

6

4

8

41

45

-4

16

8

Alavés

18

5

4

9

25

39

-14

14

9

RCD Espanyol

18

6

2

10

32

45

-13

14

10

Europa

18

6

1

11

23

38

-15

13

por JUANJO82


Historia centenaria de la Real Sociedad (1929-1930)

TEMPORADA 1929-1930: 7ª POSICIÓN

 

“DOS CARAS BIEN DISTINTAS Y AGOBIOS FINALES”.

 

La segunda experiencia liguera de la Real no fue tan gratificante como la anterior y se caracterizó por la doble personalidad en una misma temporada. Así, durante la primera parte de la temporada la Real volvió a ser el amable y respetado Doctor Jekyll que se paseaba con la cabeza bien alta por la Primera División. En este sentido, la Real en las primeras 7 jornadas, mantuvo la imbatibilidad en su estadio de Atotxa, consiguiendo resultados de mucho mérito:

 

1-       Un espectacular 7-0 al Racing que por segundo año consecutivo salía goleado de San Sebastián. Un meritorio 2-2 en San Mamés ante el Athletic con dos goles de Ayestarán (pudimos incluso ganar porque estuvimos 1-2 al descanso).

Un inolvidable 4-0 al Real Madrid en Atotxa (2 goles de Ayestarán y otros 2 de Belaute), con unos merengues que ya tenía miedo escénico a Atotxa.

 

Incluso fuera de casa, los realistas se hacían respetar y tras empatar a 1 en el Metropolitano, la Real Sociedad ocupaba un envidiable 3º Puesto a dos puntos del Athletic (que todavía tenía que pasar por Donosti) y a seis puntos del líder Barcelona.

 

Pero nadie sabe por qué, desde el 19 de Enero de 1930, el Doctor Jekyll se convertiría de repente en el abominable Mister Hyde y de sentirnos en el cielo pasamos a rozar el infierno.

En aquel 19-E víspera de San Sebastián, nos visitaba nuestro vecino guipuzcoano, el Real Unión de Irún, que en un partido extrañísimo se imponía 2-3 en Atotxa y dejaba helada a Atotxa.

Los iruneses nos habían ganado en la víspera de nuestro gran día y habían acabado con la racha de 13 partidos consecutivos sin perder en San Sebastián.

 

Esta derrota dolió mucho ya que tras la misma, se sucedieron otras dos en nuestra fortaleza de Atotxa : el Barcelona (1-2), y el Athletic con un 1-7 que quedó grabado como el día más triste para la Real en la década de los 30, junto al descenso de 1935.

 

La Real hacía aguas por todos los lados y una inesperada derrota en Santader (2-0) acentuaba la crisis.

 

Los txuri urdin pasaron de soñar con la liga en la jornada 7, a temer por su permanencia en Primera en la jornada 12, ya que la Real ocupaba la 7º Posición, con tan sólo 1 punto de ventaja sobre el último (el Racing de Santander), y quedaban sólo 6 partidos antes del final.

 

Pero la Real hizo tripas corazón, y en las siguientes 4 jornadas consiguió tres resultados de mérito que le dieron la permanencia a falta de dos partidos:

 

1-       Impresionante 1-1 en Chamartín ante el Real Madrid con gol de Marculeta

 

2-      Victorias en Atotxa por 2-0 frente a dos rivales directos para la permanencia (Europa y At.Madrid) que dieron la salvación matemática a la Real en la jornada 16.

 

A pesar de este sprint final, esta liga de 1930, dejó un sabor amargo a la Real que se consumó en las dos derrotas finales ante Español y Real Unión (3-2) que también en Irún volvía a ganar a la Real.

 

La Real acababa la liga en una triste 7º Posición (liga de 10 equipos), y veía como el Real Unión se convertía en el mejor equipo guipuzcoano en aquella temporada (acabó 6º).

 

Encima, sentimos la envidia sana de ver como el Athletic ganaba su primera liga sin perder ninguno de los 18 partidos que jugó y teniendo para siempre en el recuerdo el 1-7.

 

Fue duro ver cómo nuestros dos vecinos ligueros de entonces (Athletic y Real Unión) se imponían en Atotxa, y encima en el caso de los bilbaínos con saña.

 

Una liga que prometía ser al menos tan gozosa como la de 1929, se convertía en una pequeña pesadilla, aunque todo el mundo coincidía en que el nivel de la Real en aquellos primeros años era mejor que el que indica su clasificación (lo veríamos al año siguiente).

 

Peor le fueron las cosas al At.Madrid que daba con sus huesos en Segunda División, tras perder en la última jornada en Getxo, y al ganar el Europa 3-4 en Irún.

 

En mi opinión, para la Real fue una liga “rara”, como lo demuestra el hecho de que a pesar de ser bastante peor que la anterior, Eizaguirre encajó 4 goles menos que en 1928.

 

Los realistas empezaban a sentir lo difícil que era la élite pero el sprint final que hicieron demostraba una cualidad que siempre ha caracterizado a la Real en toda su historia: “La casta que sabe sacar en las peores situaciones”.

 

Cholín fue el máximo goleador de la Real en 1930 con 10 goles, seguido por el sorprendente Ayestarán con 6 tantos.

Bienzobas (4 goles) y Kiriki (2 goles), estuvieron lesionados durante varias semanas y eso pudo repercutir en el bajón final de la Real en las últimas jornadas.

El portero Eizaguirre y el incombustible Marculeta fueron los únicos que jugaron los 18 partidos que compusieron aquella liga.

 

En cuanto a la Copa del Rey, el destino parecía que en aquel año 1930, nos tenía reservado el dolor de sentir la derrota más sensible: perder con el Athletic.

En 16º de Final al igual que el año pasado, a la Real le correspondió un rival asequible: la Gimnástica de Torrelavega, a la que eliminamos sin problemas ( 2-0 en San Sebastián, 0-2 en Torrelavega).

Sin embargo, en 8º de Final nos tocaba en desgracia el Athletic de Bilbao.

Ya en la ida, las cosas se pusieron casi imposibles con un contundente 4-1 para los rojiblancos.

Una semana después, había ambiente de remontada en Atotxa, cuando nos pusimos 1-0, pero al final el encuentro finalizaba 1-1 y nuestro gozo acababa en un pozo.

El Athletic pasaba a cuartos y al final acabaría también conquistando la Copa de 1930.

Desde Bilbao, nos envíaban mensajes de soberbia creyéndose superiores a nosotros.

 

Pero, la Real como siempre ha hecho en toda su historia no entraba en provocaciones porque como dice el anuncio de Keller, la grandeza de un club no está en lo que ganas sino en lo que sientes, y el espíritu txuri urdin estaba vivo.

 

La Real con escasos medios llevaba 2 años seguidos en Primera División y daba sensación que no sería fácil quitarnos de en medio.

 

Nuestros rivales nos respetaban y aunque parecía que soñar con un título era misión imposible, nada más lejos de la realidad; la Real rozaría con las yemas de los dedos ser campeón de liga en 1931.

 

Y además, quedándonos con lo positivo, en esta liga de 1930, se evidenció que el Real Madrid tenía “guipuzcoanitis”; la pequeña Real Sociedad se le estaba atragantando.

 

Si en 1929, les ganamos por 5-4 en Atotxa, en este año 1930, el 1-1 en Madrid y sobre todo el 4-0 en Atotxa, hacían que el todopoderoso Real Madrid viese a la Real como una pesadilla.

 

  

CLASIFICACIÓN DE LA TEMPORADA 1929-1930

 

 

Puesto

Equipo

J

G

E

P

GF

GC

DG

PTS.

1

Athletic de Bilbao

18

12

6

0

63

28

35

30

2

FC Barcelona

18

11

1

6

46

36

10

23

3

Arenas de Getxo

18

9

2

7

51

40

11

20

4

Espanyol

18

9

2

7

40

33

7

20

5

Real Madrid

18

7

3

8

45

42

3

17

6

Real Unión de Irún

18

6

5

7

48

52

-4

17

7

Real Sociedad

18

5

4

9

34

37

-3

14

8

Racing de Santander

18

7

0

11

32

58

-26

14

9

Europa

18

6

1

11

29

44

-15

13

10

Atlético de Madrid

18

5

2

11

32

50

-18

12

 

 

por JUANJO82

Historia Centenaria de la Real Sociedad (1928-1929)

Una nueva sección nace en EL RINCON DEL FORERO. La llevará adelante el forero JUANJO82. Se trata de la que llevará por nombre HISTORIA CENTENARIA DE LA REAL SOCIEDAD. A través de sus comentarios podremos ir conociendo más a fondo la historia de nuestra Real Sociedad desde la primera liga, en la que el club formó parte de los 10 primeros equipos que la disputaron.

TEMPORADA 1928-1929: 4º POSICIÓN

“UNA PRIMERA EXPERIENCIA LIGUERA DIGNA DE UN EQUIPO GRANDE”.

Tras varias décadas en la que en el panorama futbolístico nacional, tan sólo existía a nivel oficial, la Copa del Rey, el fútbol español imitando a otros países, da un paso adelante en 1928, creando el campeonato nacional de liga que con excepción de los años de la Guerra Civil , se ha venido organizando de manera ininterrumpida, hasta la actualidad.

Las altas esferas deciden que en 1º División compitan los 9 equipos que hasta 1928 habían sido campeones o subcampeones de la Copa del Rey (Real Sociedad, Real Madrid, Barcelona, Athletic, At.Madrid, Real Unión, Arenas de Getxo, Español y Europa), mientras que el décimo equipo saldría de una competición previa a la liga, siendo el Racing de Santander quien se llevaría finalmente el premio.

De este modo, nuestra pequeña y querida Real Sociedad gracias al título copero que ganó en 1909 como Club Ciclista San Sebastián tuvo el honor de pertenecer a los fundadores de la liga y como se demostraría desde el principio se iba a convertir en un clásico de la categoría.

La Real afrontaba su primera liga con ilusión pero con la incertidumbre de cuál iba a ser su rendimiento pero lo cierto es que esos miedos desaparecerían pronto.

El primer partido de la historia de la Real en la Liga se jugó el 10 de Febrero de 1929, en Atotxa y frente al Athletic con un 1-1, siendo Paco Bienzobas el hombre que pasaría a la historia por ser el jugador realista que marcaría el 1º gol de la Real en Primera División.

A pesar de la pequeña decepción que supuso el no haber podido ganar a nuestro eterno rival, la Real comenzó la liga como un tren.

Así, en la primera mitad de la liga se produjeron 3 victorias épicas:

1- Un contundente 3-0 al Barcelona en Atotxa que sirvió de revancha por el robo de la final de la Copa del Rey de 1928.

2- Un sorprendente 0-3 en el Metropolitano ante el At.Madrid

3- Un espectacular 8-1 ante el Racing de Santander en Atotxa que ya desde el principio empezaba a ser visto por los rivales, como un campo inexpugnable.

Atotxa era un fortín y las pocas derrotas de la Real fuera de casa eran honrosas ( p-ej 2-1 en Chamartín)

Así en la jornada 8 (casi en el ecuador de la liga), tras vencer 2-3 en Irún, la Real ocupaba un maravilloso 3º puesto por delante del Barcelona, a 1 punto del segundo (Athletic) y a 2 puntos del líder Real Madrid

La Real Sociedad estaba a la altura de los 3 favoritos (Barcelona, R.Madrid y Athletic) y parecía que podíamos luchar por ser campeones de la primera liga de la historia.

Sin embargo, el punto de inflexión llegó en la jornada 9 con una inesperada derrota ante el modesto Europa (4-3) a pesar de que empezamos ganando 0-1

Este traspiés ante el Europa, unido a la clara derrota en San Mamés (4-2) y al empate a 3 que sacó el At.Madrid en Atotxa nos hizo olvidarnos de luchar por el título liguero.

La Real había encajado 11 goles en 3 partidos y así era imposible soñar con la Liga.

No obstante, los txuri urdin hicieron un año espectacular y tenían reservada para el final una gran sorpresa a la afición guipuzcoana.

Así, llegamos al 19 de Mayo de 1929, en la jornada 12, cuando visitaba Donosti un Real Madrid crecido por ser el líder y que sabía que ganando en San Sebastián tendría medio título en el bolsillo.

En un partido para recordar llegado el minuto 80, el R. Madrid ganaba 3- 4 a la Real y todo parecía perdido.

Pero un gol de Marculeta en el minuto 81 y otro gol de Cholín en el minuto 88, hicieron estallar de felicidad a toda la provincia de Gipuzkoa.

La Real Sociedad había ganado 5-4 al Real Madrid que perdía de este modo el liderato y tenía que agachar la cabeza ante la humildad de los nuestros que con mimbres modestos y humildes le habían dado una lección a los blancos.

El poderío de la Real en Atotxa haría que los txuri urdin acabasen la liga con 4 victorias consecutivas en San Sebastián que nos hicieron terminar en una magnífica 4º posición, sólo por detrás de Barcelona, Real Madrid y Athletic de Bilbao.

El Barcelona conquistaría esta primera liga, gracias en parte al histórico 5-4 de la Real ante el Madrid que hundió a los merengues en la más profunda de sus miserias.

Ningún equipo descendió a Segunda, ya que el Racing, último en la tabla, ganó en la promoción al Sevilla y se ganaba el derecho a permanecer a Primera.

La Real Sociedad se reivindicaba ya desde los orígenes de la liga, no ya sólo por su brillante 4º Puesto Final, sino por tres hechos históricos que consiguió en esta liga de 1929:

1- Ser el único equipo invicto en casa durante toda la liga (de 9 partidos ganó 6 y empató 3): los otros 9 equipos perdieron al menos un partido en casa, incluyendo a Barcelona y R.Madrid

2- Ser el equipo que más goles metió en toda la Primera División (46 goles en 18 partidos), marcando por ejemplo 9 goles más que el campeón Barcelona

3- Ser el primer equipo cuyo jugador conquistase el Pichichi: el máximo goleador de la primera liga fue el mítico Paco Bienzobas con 17 goles en 18 partidos (superando al bilbaino Lafuente, al unionista Luis Regueiro y al madridista Gaspar Rubio)

La Real se ganaba de este modo, el corazón de miles y miles de guipuzcoanos que sentían orgullosos el honor de ver como nuestra pequeña provincia destacaba en la liga.

Además de los 17 goles de Bienzobas, no podemos olvidarnos de los otros dos grandes goleadores de la Real en este año 1929: Kiriki (9 goles) y Cholín (8 goles).

Otro dato para sentirnos orgullosos, fue el juego limpio que iba a ser una cualidad de la Real a lo largo de toda su historia y que ya tendría su reflejo en esta primera liga, en la que tan sólo Marculeta fue expulsado (en el 2-3 en Irún).

Sin embargo, también se observaron en la Real , dos pequeños defectos que en general iban a presidir esta primera etapa liguera de la Real entre 1928 y 1935, y que tendría nefastas consecuencias justo antes de empezar la Guerra.

Dichos defectos fueron:

1- La débil imagen que ofreció la Real fuera de San Sebastián, que impidió a la Real , luchar por la liga

2- La fragilidad defensiva especialmente fuera de San Sebastián.

Nuestro entrenador en esta primera liga en Primera División fue el mítico Benito Díaz, que para mi ha sido el mejor míster que ha tenido la Real , junto a Alberto Ormaetxea.

El bueno del “tío Benito” dirigiría durante distintas etapas al equipo txuri urdin, y no sólo sentó las bases que hicieron fuerte la casa llamada Real Sociedad, sino que además importó todos sus conocimientos futbolísticos adquiridos en Inglaterra y Francia.

Revolucionó el fútbol español con la táctica del WM, y dejó huella en Donosti.

Incluso en sus últimos años como míster (allá por la década de los 50), llegó a entrenar al At.Madrid portando el escudo de la Real Sociedad. Todo un genio.

Para acabar con el resumen de esta temporada 1928-1929, hay que señalar que no por crearse la liga, se iba a morir la Copa del Rey, y en esta competición, la Real no pudo igualar el gran nivel que ofreció en 1928.

Así, en la Copa del Rey de 1929, la Real eliminó en 16º de Final al modesto equipo maño del Patria (6-0 en San Sebastián y 0-4 en tierras zaragozanas).

Sin embargo, en 8º de Final, la Real volvió a vérselas con su bestia negra copera, el F.C.Barcelona que esta vez sí, no tuvo que recurrir a ayudas arbitrales para imponerse justamente en la eliminatoria (6-0 en el Nou Camp y 0-0 en Atotxa).

CLASIFICACIÓN DE LA TEMPORADA 1928-1929

Puesto

Equipo

J

G

E

P

GF

GC

DG

PTS.

1

FC Barcelona

18

11

3

4

37

23

14

25

2

Real Madrid

18

11

1

6

40

27

13

23

3

Athletic de Bilbao

18

8

4

6

43

33

10

20

4

Real Sociedad

18

8

4

6

46

41

5

20

5

Arenas de Getxo

18

8

3

7

32

39

-7

19

6

Atlético de Madrid

18

8

2

8

43

41

2

18

7

Espanyol

18

7

4

7

32

38

-6

18

8

Europa

18

6

4

8

45

49

-4

16

9

Real Unión de Irún

18

5

2

11

40

42

-2

12

10

Racing de Santander

18

3

3

12

25

50

-25

9